Málaga

Las principales causas de asistencia en la Feria son el alcohol y las drogas

  • Estas intoxicaciones también están detrás de casos atendidos en el Hospital Clínico de traumatismos, accidentes de tráfico y agresiones

Personas bebiendo en la Feria. Personas bebiendo en la Feria.

Personas bebiendo en la Feria. / Jesús Mérida

Comentarios 1

El consumo de alcohol y de drogas son las principales causas de asistencia sanitaria durante la Feria. Lo saben muy bien los profesionales de las Urgencias del Clínico que en estos días, a medida que avanza la noche y la madrugada, empiezan a recibir las intoxicaciones etílicas y por estupefacientes que les llegan del Real.

El jefe de Urgencias del hospital, Eduardo Rosell, precisa además el alcohol y las drogas son los detonantes de otros casos que también precisan atención, como traumatismos o esguinces debido a caídas o lesiones producidas en peleas como consecuencia de una mayor agresividad.

“Las principales causas son el alcohol y las drogas. Cada vez hay un mayor consumo de estupefacientes, como cocaína, anfetaminas, marihuana...”, resume. El efecto es que el sujeto se pone más agresivo. Además, según Rosell, es más frecuente la ingesta “combinada” de drogas y alcohol. “Se potencian los efectos y el paciente experimenta confusión, agitación y agresividad”, añade el facultativo. Ese cóctel de bebida y estupefaciente quita la inhibición, provoca un efecto euforizante y a la vez eleva la agresividad. “La combinación de alcohol y cocaína es frecuente. Es el cóctel favorito, pero de todas las clases sociales.

"La combinación de alcohol y cocaína es frecuente. Es el cóctel favorito”, según Rosell

Aquí vienen desde albañiles hasta arquitectos e ingenieros”, asegura Rosell. Por su experiencia confirma que la época del año en la que el Clínico atiende más intoxicaciones etílicas y por droga es durante la Feria. “Y no solo la de Málaga. Vemos la misma casuística cuando son las fiestas de Alhaurín o de Cártama”, aclara el médico.

Hasta ahora, este año no ha habido comas por alcohol. Aunque ha habido caso de menores, las intoxicaciones etílicas afectan sobre todo a personas jóvenes entre la mayoría de edad y la treintena; más hombres que mujeres.

Durante la Feria, el Clínico ha reforzado sus Urgencias con cuatro médicos, tres enfermeros, tres auxiliares y dos celadores. Este año, el 061 ha desplegado dos puntos de atención –uno en el Real y otro en el Centro– que también atienden patología menor y que evitan muchas derivaciones al hospital.

Rosell insiste en que el alcohol y las drogas no sólo causan intoxicaciones sino otros daños derivados de caídas y accidentes de tráfico. “Porque el que va bebido, no controla bien el volante”, señala. Incluso apunta que hay intoxicaciones etílicas entre extranjeros que bajan la guardia con los vinos malagueños y acaban borrachos.

Los excesos agravan también el estado de salud de los enfermos crónicos. “A veces se producen descompensaciones graves en diabéticos por transgresiones alimentarias", indica Rosell; sobre todo entre los más jóvenes que no asumen su enfermedad. “Y nos quedan los peores días porque ahora viene la traca final”, comenta el facultativo que aplaude que el Ayuntamiento cierre las casetas que venden alcohol a menores.

Al incremento de asistencia derivado de la Feria se suman las descompensaciones de los pacientes frágiles y crónicos debido al calor que se agraven en verano. Así, el Clínico atiende una media de 500 urgencias diarias. Tras el resumen de la actividad y la casuística de estos días, Rosell hace un llamamiento, por el bien de todos a disfrutar de lo que queda de Feria “con moderación”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios