Málaga

Proyecto piloto para que los vecinos de Cútar puedan sacar dinero en la farmacia

  • El objetivo es luchar contra la exclusión financiera y, por tanto, contra la despoblación en las localidades con menos habitantes

Vista de Cútar. Vista de Cútar.

Vista de Cútar. / Ayuntamiento de Cútar

La Diputación de Málaga iniciará un proyecto piloto para que los ciudadanos de los pueblos más pequeños de la provincia donde no existen oficinas bancarias ni cajeros automáticos puedan sacar dinero en las farmacias. El primero en acceder a esta iniciativa será Cútar, localidad del interior de la Axarquía de unos 600 habitantes.

Se trata de una de las medidas para luchar contra la despoblación en los municipios del interior y, en esta ocasión, se iniciará de manera piloto en esta localidad. Así, gracias a un acuerdo con CaixaBank y el Colegio de Farmacéuticos, se quiere facilitar que fundamentalmente las personas más mayores puedan ir a la farmacia a sacar su dinero, más aún en localidades donde no existen cajeros automáticos.

Así lo avanzó el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, en su intervención en el grupo de trabajo constituido en el Parlamento andaluz para abordar el reto demográfico y donde indicó que próximamente se presentará esta iniciativa piloto. La institución provincial, según ha podido conocer Europa Press, también quiere tener como aliado al tejido comercial de los pequeños municipios para dotarlos de terminales de pago, sin coste, y que se pueda pagar con tarjetas de crédito o débito en ellos.

La vicepresidenta cuarta y responsable del Área de Ciudadanía y Atención al Despoblamiento, Natacha Rivas, ha indicado a Europa Press que se está ultimando este proyecto piloto y ha señalado que los vecinos podrán sacar dinero en las farmacias con un límite de unos 1.000 euros anuales. Además, proporcionarán formación a la ciudadanía y a empresas del municipio sobre la importancia de hacer uso de la banca digital y de las herramientas a su disposición, como puede ser Bizum.

Precisamente, en otras localidades malagueñas se está impartiendo formación a sus vecinos, con especial incidencia en los mayores, para enseñarles a usar la banca digital y también a pagar con tarjetas determinados impuestos en el Ayuntamiento o en la oficina de turno del Patronato de Recaudación Provincial, donde se han dispuesto datáfonos para poder pagar con tarjeta. Esta experiencia, según Rivas, también se podría extender a otras localidades, todo ello para acabar con la exclusión financiera.

Rivas ha apuntado también a las dificultades de cambiar la mentalidad, sobre todo de las personas mayores, para que en los pueblos se pague con tarjeta de crédito siempre que se pueda y ha incidido en que es importante que los comercios o restaurantes dispongan de terminales para que se pueda abonar sin necesidad de tener dinero físico.

La Diputación ha tenido contacto con entidades financieras para implantar cajeros automáticos, dando formación a vecinos ya que muchos son personas mayores que desconocen cómo se saca dinero de estos aparatos. Sin embargo, las opciones son comprar un cajero y que las entidades correspondientes lo mantengan mediante una cuota o un 'leasing', es decir un alquiler a través del cual se paga también por dicho cajero, algo que tiene un elevado coste.

Tanto Salado como Rivas han defendido la importancia de luchar contra la despoblación y una de esas medidas es evitar la exclusión financiera que supone que no haya oficinas bancarias en los municipios más pequeños, que es donde se da esta situación. "La lucha contra la despoblación es transversal", reivindicó el presidente de la Diputación, quien ha recordado en diversas ocasiones otros proyectos que contribuyen a hacer atractivo el vivir en el interior de la provincia gracias a la buena comunicación con otros puntos de la misma, como el Plan Vía-Ble de mejora de carreteras. 

Otra de las patas de la lucha contra la despoblación es, a juicio de Francisco Salado, el romper la brecha digital, por lo que ha pedido un Pacto de Estado al Gobierno, las comunidades autónomas, las diputaciones provinciales y el sector privado. Así, ha incidido a Europa Press, en que la Diputación de Málaga está dispuesta a poner recursos para romper esa brecha digital ya que "es fundamental conseguir que Internet llegue a todos los pueblos de la provincia".

A su juicio, "será la garantía más importante para luchar contra la despoblación porque la población se fijará al territorio; las empresas decidirán quedarse en sus pueblos y si tienen conectividad garantiza que otras puedan llegar". "Eso y la movilidad por carretera es fundamental", ha apostillado. En este sentido, ha asegurado que la Diputación "hará sus deberes" pero ha recalcado que se necesita al Estado al tener que acometerse reformas legislativas: "La estrategia contra la brecha digital es para todo el país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios