Málaga

El puerto de Málaga reduce su flota de grandes grúas móviles

  • Este miércoles ha salido con destino a Santander uno de los brazos de carga que operaban en los muelles malagueños

  • Con esta marcha el puerto se queda solo con tres grandes grúas autopropulsadas

Preparativos para la carga de la grúa móvil Liebherr LHM 250 en el muelle número seis.

Preparativos para la carga de la grúa móvil Liebherr LHM 250 en el muelle número seis. / J. C. Cilveti

En la jornada de este miércoles 19 de enero de 2022, el puerto de Málaga ha visto cómo se ha marchado una de las grandes grúas autopropulsadas que operaba con graneles en los muelles seis y siete. En concreto, la Liebherr LHM 250 propiedad de la empresa Opemar ha dejado su actividad malagueña para marchar con destino al puerto de Santander donde operará para el grupo Bergé.

Realizada la carga de esta estructura en el muelle número seis, el protagonista de este transporte marítimo es el buque de carga especiales Meri, un barco abanderado en Finlandia de 105 metros de eslora y 18 de manga que, llegado procedente del puerto de Motril a primeras horas de este miércoles traía a su bordo a una grúa de similares características.

Fabricada en 2000 por la empresa multinacional Liebherr, una de las más significativas marcas internacionales en lo que a la construcción de grúas móviles y de puerto se refiere, la LHM 250 que deja el puerto malagueño tiene una significativa capacidad de carga. Pudiendo movilizar 38 toneladas con un radio de alcance para este peso de hasta 25 metros, esta grúa puede ofrecer un rendimiento de 450 toneladas a la hora; una capacidad que ha propiciado a este brazo móvil una óptima operatividad en los muelles malacitanos para realizar diferentes trabajos con todo tipo de graneles.

Con la marcha de esta estructura, el puerto malagueño reduce su flota de grandes grúas móviles. Restado este brazo que tiene como con destino final Santander, los muelles malacitanos se quedan con tres; las pertenecientes a Servimad Global, Noatum y Opemar; un terceto al que habría que añadir según datos de la Memoria del Puerto de Málaga de 2020 a dos pequeñas estructuras autopropulsadas de reducidas capacidades adscritas respectivamente al astillero de Mario López y a la Autoridad Portuaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios