Marítimas

El puerto de Málaga volverá a exportar clínker

  • Las empresas Financiera y Minera y Servimad Global gestionarán el tráfico de este granel mineral perdido a finales de 2018

Construcción en el puerto de la cinta transportadora ecológica de graneles de Servimad Global. Construcción en el puerto de la cinta transportadora ecológica de graneles de Servimad Global.

Construcción en el puerto de la cinta transportadora ecológica de graneles de Servimad Global. / J. C. Cilveti

En diciembre de 2018, el buque maltes Pretty Lady protagonizó la última operativa en el puerto de Málaga de exportación de clínker. Desde aquel momento, las salidas de este producto con el que se fabrica el cemento Portland, quedaban suprimidas debido a motivos medioambientales. El carácter pulverulento de este material a la hora de ser movilizado, daba al traste con uno de tráficos más habituales en los muelles malacitanos en los últimos años.

Frente a esta paralización y ante la necesidad de retomar esta actividad, la Sociedad Financiera y Minera (FYM) y la empresa Servimad Global unían sus fuerzas en un proyecto que en unos días volverá a reactivar la exportación de este granel mineral.

Obtenidos los permisos para la construcción de dos grandes almacenes en la zona oeste de pescadería que ocuparán 4.900 metros cuadrados de superficie, FYM, concesionaria de este espacio, será la encargada llevar a estos locales, desde su factoría malagueña, el clínker que se embarque.

Por otra parte, Servimad Global ha aportado a este proyecto una moderna cinta transportadora de graneles sólidos que se está finalizando de construir en la explana de los muelles seis y siete. Fabricada por la empresa sevillana Chia Espirales y Maquinaria de Transporte, esta estructura de 160 toneladas y 54 metros de longitud que ha costado 2.250.000 euros permitirá cargas ecológicas que minimicen en un alto porcentaje los daños ambientales relacionados con el movimiento de este granel.

Con la posibilidad de trabajar alimentada por dos camiones, esta cinta móvil que se adapta a la altura a los barcos, posee en su extremo de descarga un dispositivo que permite que los graneles caigan en las bodegas sin levantar polvo; una significativa diferencia frente a las cargas realizadas con cucharas. Trabajando a un ritmo de 800 toneladas a la hora, la duración de las operativas de embarque con esta nueva estructura se verán reducidas considerablemente según informaba ayer a Málaga Hoy uno de los responsables de Servimad Global.

Una colaboración, la de Financiera y Minera y Servimad Global que durante cinco años, el tiempo inicial de este contrato, volverá a permitir la exportación de clínker. Un tráfico que se había perdido y que se iniciará en agosto con la intención de que se realice una salida mensual hasta finales de año. Una recuperada actividad portuaria que en 2020 podría movilizar más de 250.000 toneladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios