Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

economía | manifestación del día internacional del trabajo

Miles de personas reclaman derogar la reforma laboral y salarios mayores

  • Dirigentes de los sindicatos CCOO y UGT y de varios partidos políticos de izquierda encabezaron ayer la manifestación del Día Internacional del Trabajo en Málaga

La manifestación del Día Internacional del Trabajo, 1 de mayo, se saldó ayer en Málaga sin incidentes y con varios mensajes claros. Los dirigentes de los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, exigieron al Gobierno que derogue la reforma laboral, que se acabe con la precariedad en los contratos, que se suban los salarios y que se mejoren las pensiones. El mismo discurso que en el resto de España, aunque en el caso malagueño con la particularidad de que asistieron a la marcha trabajadores del Metro de Málaga, que protestan por su situación laboral, bomberos, camareras de piso -uno de los colectivos más reivindicativos en el sector hostelero- o trabajadores de ayuda a domicilio.

La manifestación empezó, como viene siendo habitual, unos minutos después de las 11:30 en la Alameda Colón. En la pancarta principal de cabecera el lema era Tiempo de ganar: igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas y la mantenían, entre otros, el secretario general de CCOO en Málaga, Fernando Muñoz, y su homólogo en UGT, Ramón Sánchez. "Reivindicamos unas pensiones dignas y la derogación de la reforma laboral. El crecimiento que está teniendo el país hay que repartirlo. No podemos crecer sin repartir en salario, en empleo, igualdad y pensiones", dijo Muñoz a los medios de comunicación unos instantes antes de iniciar la marcha, añadiendo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha mentido 12 veces diciendo que no había dinero para las pensiones". El líder de CCOO en Málaga también aseguró que "miente la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, cuando dice que más empleo son mejores pensiones y en Málaga más empleo no son mejores pensiones ni mejores cotizaciones". Muñoz afirmó que en esta provincia ha disminuido la cotización media pese a que hay 50.000 trabajadores más en un año y recalcó que "más empleo con más precariedad no significa más cotizaciones, sino un empobrecimiento de las pensiones futuras". Muñoz destacó que los malagueños han perdido un 37% de poder adquisitivo, exigió a las grandes empresas que "sean responsables con sus plantillas en lugar de pedir rebajas de la presión fiscal" y advirtió que "si la patronal CEOE y el Gobierno no se sientan a negociar no descartamos una huelga general".

Ramón Sánchez, por su parte, recordó que este día "no es festivo sino reivindicativo" y apuntó que "España va creciendo y ahora toca que los grandes perjudicados de la crisis, como han sido los trabajadores y los pensionistas, vayan recuperando los derechos que hemos perdido". El máximo responsable de UGT en Málaga dijo que "Málaga está siendo azotada por el paro y no tiene ningún apoyo por parte del Gobierno, que en los Presupuestos Generales del Estado ha dejado a Málaga sin apenas inversiones".

CCOO y UGT son los dos grandes convocantes de la manifestación y sus pancartas, banderines y camisetas eran las más comunes. Sin embargo, ayer no fueron los únicos asistentes. Los partidos políticos de izquierda tuvieron una mayor presencia que en años anteriores y PSOE, Podemos e Izquierda Unida se crearon sus propias pancartas y elementos distintivos, hasta el punto de que los socialistas se pusieron un peto rojo con el logo del partido. Entre los socialistas estaba el consejero de Empleo, Javier Carnero, quien señaló que "es el momento de derogar la reforma laboral. Si fue injusta en su momento ahora se hace insostenible. Es un verdadero tapón para el crecimiento económico de este país, está consiguiendo que aumente la brecha salarial y que el despido sea prácticamente gratuito. Es lo que pretendía la reforma laboral, lo consiguió, no ha arreglado nada y es el momento de que rectifiquen". El consejero afirmó que "es cierto que Andalucía está creando empleo a un ritmo bastante acelerado con 100.000 puestos de trabajo en el último año, pero está claro que no es suficiente porque desde la reforma laboral se perdieron 230.000 empleos en los dos primeros años solo en Andalucía". Carnero reconoció que hay recuperación económica, pero indicó que "estamos en un círculo vicioso si no llega a la mejora de las condiciones laborales, de los salarios y a las familias".

El secretario general del PSOE en Málaga y delegado del gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, reclamó el derecho de los trabajadores a unas "pensiones dignas" dentro de un sistema público de pensiones sostenible en el tiempo, "algo que no se consigue con parches o con acuerdos políticos de última hora sólo para sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado que tampoco son buenos para la clase media trabajadora". Ruiz Espejo reivindicó "un salario justo para la jornada laboral de hombres y mujeres", ya que "la brecha salarial sigue siendo una realidad y es algo que hay que cambiar".

Tras pasar por la Alameda Colón, la Alameda Principal y calle Larios, la manifestación terminó pasadas las 13:00 en la plaza de la Constitución con las declaraciones de Ramón Sánchez, Fernando Muñoz y Saray Pineda, secretaria de Juventud y Mujer de CCOO Málaga. Los sindicatos afirman que fueron 12.000 personas y la Subdelegación del Gobierno lo rebajó a 4.000. La habitual guerra de cifras. Dicen que la virtud está en el término medio. En cualquier caso, los que asistieron gritaron a los cuatro vientos sus reclamaciones. No se sabe si tendrán respuesta de quien corresponda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios