Málaga

Un regalo a la Sierra de las Nieves

El grupo de scouts malagueños número 125 San Estanislao y bajo el lema Hazle un regalo a la Sierra de las Nieves ha llevado a cabo, en colaboración con la Delegación de Medio Ambiente de Málaga y la Empresa de Gestión Medio Ambiental (Egmasa), la construcción de un puente peatonal en el comienzo del sendero Quejigales-Torrecilla. Para ello, los niños, de edades comprendidas entre 14 y 21 años y coordinados por sus monitores, han participado en el diseño, transporte de materiales y ejecución de las obras de construcción del puente en la cabecera del arroyo de Carboneras, justo al comienzo de sendero de subida al pico Torrecilla, en el Parque Natural Sierra de las Nieves. En total han participado 30 jóvenes, en dos jornadas de trabajo. En la primera, en la que también participó el grupo de niños con edades entre seis y ocho años -denominados Castores- se han realizado actividades de siembra de arbustos y árboles de ribera en los márgenes del arroyo, utilizaron semillas de fresno, majuelo y rosal.

En esta primera fase se replantearon las zapatas del puente y se colocaron los incos metálicos para vallar y proteger una charca natural donde crían varias especies de anfibios propios de la zona. La segunda jornada de trabajo concluyó con la finalización de esta "beneficiosa" infraestructura ya que permite a los usuarios del sendero Quejigales-Torrecilla que no tengan que mojarse los pies, e incluso velar por su seguridad al evitar que tengan que cruzar el arroyo sobre piedras inseguras y resbaladizas, precisaron fuentes de la Delegación de Medio Ambiente.

Para la construcción de la infraestructura se han utilizado materiales de la zona, junto con otros aportados por Egmasa -cemento y traviesas- y por el propio grupo de scouts que puso para los trabajos las herramientas, tablas, y tornillos; y "sobre todo mucho cariño y trabajo", según manifestó la delegada de Medio Ambiente, Remedios Martel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios