Málaga

Solo los remolcadores se engalanan en el puerto de Málaga para celebrar el día del Carmen

  • Adornados con banderas el ‘Vehinticinco’ y el ‘Trheinta’ mantienen la tradición de vestirse de gala en la jornada de la patrona de las gentes de la mar

Remolcadores de Málaga engalanados para celebrar el día la Virgen del Carmen. Remolcadores de Málaga engalanados para celebrar el día la Virgen del Carmen.

Remolcadores de Málaga engalanados para celebrar el día la Virgen del Carmen. / J. C. Cilveti (Málaga)

En un año complicado donde las multitudinarias celebraciones están siendo restringidas a causa de las medidas de seguridad impuestas frente a la pandemia del Covid-19 y los rebrotes que se están produciendo, el día de la patrona de las gentes de la mar también ha sufrido de estas consecuencias. Sin las habituales procesiones populares y tan solo con algunos actos religiosos, este año, la Virgen del Carmen no saldrá a la mar.

Y aunque la mayor parte de estos actos devotos, desde hace décadas, se realizan en la costa de Málaga, el puerto, manteniendo la procesión oficial el domingo después del día de la patrona, en esta ocasión, tampoco realizará el cortejo marítimo.

Ante estas circunstancias y con el recuerdo de la procesión carmelitana que el año pasado se celebró por la mañana (hasta entonces siempre se había efectuado en un horario de tarde), la jornada del 16 de julio en el puerto malacitano está transcurriendo sin demasiada significación.

Oficialmente cerrada la Autoridad Portuaria para festejar el día, el trabajo en los muelles esta siendo muy limitado, y la tradición de que los barcos nacionales se engalanen para conmemorar el evento también parece que ha desaparecido.

Uno de los remolcadores en el Puerto de Málaga. Uno de los remolcadores en el Puerto de Málaga.

Uno de los remolcadores en el Puerto de Málaga. / J. C. Cilveti

Con la patrullera de la Armada Tagomago sin engalanar y con el Melillero que también ha olvidado adornarse, los únicos buques que han cumplido con la tradición han sido los remolcadores Vehinticinco y Trheinta, que, atracados en su nuevo amarre del muelle pesquero, colgaban a primeras horas de la mañana sus correspondientes y vistosas guirnaldas de banderas.

Y aunque la casualidad de que este jueves, el día de la patrona de las gentes de la mar, haya coincidido con la ceremonia nacional en la que se han recordado a los fallecidos por el coronavirus, la tradición de vestir de gala a los barcos atracados en puerto en la jornada del 16 de julio parece que en Málaga se ha olvidado. Un olvido que no han compartido los remolcadores que, adornados, mantendrán sus trajes de banderas hasta mañana, manteniéndose fieles a una tradición que, con independencia de que haya o no celebraciones o procesiones marítimas, no debería desaparecer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios