turismo se pagan hasta .500 euros por una semana en marbella

La reserva de viviendas turísticas se dispara en verano en la provincia

  • Las plataformas destacan que los niveles de ocupación son muy altos en Marbella, Torremolinos, Nerja, Mijas o Benalmádena

  • Se legalizan 1.500 viviendas más en menos de dos meses

Vista de una de las viviendas de alquiler turístico en La Malagueta. Vista de una de las viviendas de alquiler turístico en La Malagueta.

Vista de una de las viviendas de alquiler turístico en La Malagueta. / solaga

Alquilar una vivienda turística para disfrutar unos días en Málaga en verano es cada vez más frecuente hasta el punto que los niveles de ocupación para esta temporada estival están siendo muy altos. La Costa del Sol, la Costa Brava y la Costa Blanca son los tres destinos preferidos por los turistas y las reservas para verano, a fecha del pasado 30 de junio, se han incrementado un 10% en portales especializados como Spain-Holiday.com. En esta plataforma subrayan que ya están reservadas el 65% de las viviendas turísticas anunciadas en la costa malagueña y que siguen entrando reservas de última hora de españoles y de extranjeros.

Marbella, Nerja, Torremolinos, Mijas Costa y Benalmádena están siendo los municipios más demandados en julio y agosto y los precios no son precisamente bajos. Por una semana se están abonando, de media, unos 3.500 euros en Marbella, 1.200 euros en Nerja o 1.000 euros en Torremolinos. "Las perspectivas para este verano son muy buenas, no solo por los índices de ocupación de las viviendas turísticas, sino por el aumento en la calidad de estos alojamientos y la alta actividad que estamos teniendo desde la plataforma, donde anunciamos ya casi 10.700 viviendas vacacionales", afirma Jannich Petersen, director general de Spain-Holiday.com.

Otra de las grandes plataformas existentes en España es Homeaway, que va en la misma línea. "Andalucía es el primer destino vacacional para los españoles y, dentro de la región, Málaga y Cádiz son los preferidos", señala Joseba Cortázar, representante de la compañía. Según los datos de reservas de esta empresa, los españoles eligen Cádiz y luego Málaga a la hora de pasar el verano en una vivienda turística, mientras que los extranjeros tienen como primera opción a Málaga. "Vemos que el alquiler vacacional está creciendo a un ritmo saludable y se está incrementando de manera continua el número de viviendas ofertadas en nuestra plataforma", indica Cortázar, quien detalla que el perfil medio del cliente son matrimonios con hijos que se alojan una media de cinco días en el caso de los españoles y siete días los extranjeros.

El tirón de la capital es también fuerte, sobre todo para los extranjeros, y eso se está traduciendo en altos niveles de ocupación para este verano. Una de las agencias pioneras en el alquiler de este tipo de inmuebles en Málaga capital es Solaga. Su director general, Steffen Hansen, destaca que ofrecen 41 viviendas y "esperamos una ocupación del 85% en julio, del 90% en agosto y del 80% en septiembre y octubre". Hansen precisa que, entre cliente y cliente, dejan cuatro días de margen por operatividad, "por lo que realmente estamos en el límite y en el 100% de lo que ofrecemos este verano".

Hacia esta agencia se dirigen principalmente clientes extranjeros, que suelen ser británicos, escandinavos, norteamericanos, alemanes, canadienses y holandeses. Viajan a Málaga en pareja o con sus familias, tienen más de 50 años y un nivel de vida alto. La estancia media de estos turistas será de seis días este verano con un precio medio por reserva de 978 euros, lo que arroja una media de unos 163 euros por noche.

La vivienda turística se ha puesto de moda y crece como la espuma. La Junta de Andalucía las reguló a través de un decreto en mayo de 2016 y, en apenas un año y dos meses, ya hay 13.000 viviendas registradas en la provincia de Málaga con un total de 68.417 plazas disponibles, siendo, de largo, la provincia andaluza con mayor presencia. Según los datos actualizados a 7 de julio facilitados por la Consejería de Turismo y Deporte, la segunda provincia en la comunidad con más viviendas legalizadas es Cádiz con 3.157 y 17.130 plazas. En total, en Andalucía hay ahora 22.169 establecimientos con 116.300 plazas reguladas, aunque se estima que hay muchas más que aún no se han inscrito en el registro autonómico porque no cumplen los requisitos o porque, directamente, no tienen intención de hacerlo. El impulso es constante. En mayo, cuando se cumplió un año del decreto, había 11.418 viviendas turísticas legalizadas en Málaga con 59.329 plazas por lo que, en menos de dos meses, ya se contabilizan 1.500 inmuebles y 9.000 plazas más. Teniendo en cuenta que la oferta hotelera es de 91.367 plazas, todo apunta a que la vivienda turística las superará en los próximos meses.

El repunte de las viviendas turísticas es evidente, pero eso no quiere decir que los hoteles vayan mal. Al contrario. La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) publicará sus previsiones de verano el próximo 13 de julio, aunque adelantan que este año la ocupación será incluso mayor que la del año pasado, que fue récord. Hay turistas para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios