Málaga

Málaga pone en marcha un servicio pionero para menores víctimas de abusos sexuales

  • Proporcionará asistencia jurídica y acompañamiento a los afectados y sus familias

Presentación de la campaña esta mañana en el Ayuntamiento de Málaga. Presentación de la campaña esta mañana en el Ayuntamiento de Málaga.

Presentación de la campaña esta mañana en el Ayuntamiento de Málaga. / M. H.

El Ayuntamiento de Málaga ha puesto en marcha un proyecto piloto de atención a menores víctimas de abusos sexuales, a los que ofrece asesoramiento y asistencia jurídica, y cuyo objetivo es garantizar la protección de las víctimas.

El servicio proporcionará asistencia jurídica y acompañamiento tanto a las víctimas como a sus familias, organiza actividades de sensibilización y prevención sobre abusos a menores y sobre la desprotección de los que son víctimas de este tipo de delitos y, por último, da formación especializada relativa a la protección de las víctimas menores en el proceso penal a aquellos que intervienen en estos procesos.

La población destinataria de este servicio son los menores con sospechas o evidencias de haber sido víctimas de cualquier tipo de violencia sexual, su entorno familiar y, en un sentido más amplio, la sociedad en su conjunto.

Un grupo de profesionales de la abogacía especialistas en la materia presta el servicio

Un grupo de profesionales de la abogacía especialistas en la materia presta el servicio, que está operativo los 365 días del año durante las 24 horas a través del número de teléfono 010 y ofrecerá atención tanto telefónica como presencial, dependiendo del caso y de las necesidades concretas.

De este modo, las víctimas podrán acudir directamente al servicio o bien ser derivadas por los servicios sociales, los sanitarios, los de menores o los policiales.

La iniciativa se suma a la campaña No mires a otro lado, presentada este jueves en el Ayuntamiento y con la que se quiere incidir en la necesidad de detectar a tiempo estos casos de abusos a menores de edad y denunciarlos.

La campaña, dirigida a las madres y padres, recuerda los datos del Consejo de Europa: en España una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños sufren abusos sexuales de los que sólo el 5% se denuncia.

Además, en más de la mitad de los casos el agresor es un familiar o alguien de su entorno más cercano, un hecho que dificulta la denuncia ya que conlleva un desmantelamiento de la estructura familiar y desprotege a las víctimas.

El concejal de Derechos Sociales, Raúl Jiménez, junto a la fundadora de Redime, Gloria Medina, y la responsable del servicio de asesoramiento jurídico municipal sobre abusos sexuales, Sagrario Nieto, han presentado la campaña y el nuevo servicio.

La campaña está disponible en www.nomiresaotrolado.es y puede verse también en mupis y en dípticos que se repartirán en colegios, centros de salud, dependencias policiales, juzgados y Universidad, así como en medios de comunicación.

En todos estos soportes se informa de lo que se consideran señales de alerta, como por ejemplo conductas sexuales no propias de la edad, lenguaje inapropiado con connotaciones sexuales, cambios radicales de conducta, alteraciones en el sueño y/o alimentación, autolesiones o rechazo espontáneo de una persona del entorno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios