Málaga

Los sindicatos advierten de que la tasa de accidentes laborales en Málaga crece a pesar del descenso de la actividad

Concentración de CCOO y UGT en Málaga en protesta por el último accidente laboral mortal en la provincia. Concentración de CCOO y UGT en Málaga en protesta por el último accidente laboral mortal en la provincia.

Concentración de CCOO y UGT en Málaga en protesta por el último accidente laboral mortal en la provincia. / M. H.

Los sindicatos han advertido de que la tasa de accidentes laborales en Málaga crece en la provincia a pesar de que la caída de la actividad. Así lo han puesto de manifiesto CCOO y UGT durante la concentración realizada este viernes en señal de condena por la muerte de un trabajador en Teba, fallecido tras sufrir una caída en altura en una fábrica de piensos.

Supone el tercer trabajador fallecido en un mes en la provincia de Málaga. La última víctima mortal era un joven de 36 años, que formaba parte de CCOO, y que ha sido descrito por el secretario de Industria de este sindicato, Andrés González, como "una buena persona y un gran trabajador", enviando "todo el apoyo y sentida solidaridad a su familia, amistades, compañeros".

"Desde la entrada del maldito COVID-19 nos estamos olvidando de la prevención de los riesgos laborales, parece que los trabajos no tuvieran riesgo. Pero siempre hay situaciones de riesgo", ha asegurado González.

Además, ha apuntado que "este hecho luctuoso viene a demostrar que las medidas de seguridad son básicas, que la formación en seguridad es fundamental, y que de una vez las administraciones y agentes sociales tenemos que llegar a un acuerdo vinculante, un cambio legislativo que impida las altas cifras de siniestralidad laboral que tenemos en Málaga".

Para este sindicato, la siniestralidad laboral en la provincia de Málaga "sigue registrando niveles intolerables, incluso con el parón de la productividad que hemos sufrido este año y la bajísima ocupación laboral derivada de la pandemia".

Han precisado que esta última víctima "es la número 14 en lo que llevamos de año, una cifra muy elevada si tenemos en cuenta que el año pasado en esta fecha eran 15 los fallecidos en accidente laboral pero con una tasa de ocupación mucho mayor que la actual".

Esto determina, han indicado, "un índice de incidencia muy superior en este año, aunque de cualquier forma una sola persona fallecida en el desarrollo de su trabajo ya es demasiado". "Tenemos en esta provincia una sangría de más de un trabajador muerto por mes. Esto es absolutamente abominable", ha lamentado el sindicalista, quien ha incidido en que tres fallecidos en un mes "es algo demencial, totalmente inasumible. No podemos seguir así".

Desde CCOO han indicado que de los 14 siniestros mortales que van este año, seis pertenecen al sector servicios, tres al de la construcción, cuatro al de industria y uno por determinar. Además, han señalado que once de estos accidentes ocurrieron en el centro de trabajo y tres in itínere. Once fallecidos fueron hombres (nueve en su centro de trabajo) y dos mujeres (una en su centro).

En cuanto al año 2019, desde el sindicato han recordado que de los 15 siniestros mortales, nueve fueron en el sector servicios, tres en la construcción, dos en industria y uno en el sector agroalimentario. De ellos, 12 ocurrieron en el centro de trabajo y tres en in itínere, y fallecieron once hombres (ocho en su centro) y cuatro mujeres, todas en su lugar de trabajo.

Desde CCOO Málaga han criticado que estas cifras "son la imagen de una lacra insostenible, y no se puede continuar mirando a otro lado mientras hombres y mujeres se dejan la vida en un vano intento de sacar adelante a sus familias".

Por su parte, desde UGT Málaga, su secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, Pedro Macías, ha vuelto a lamentar la muerte de un trabajador en su puesto de trabajo, expresando, igualmente, las condolencias a los familiares y amigos del fallecido, al tiempo que han exigido "el cumplimiento estricto de la normativa de prevención de riesgos laborales".

"Tenemos una altísima siniestralidad en un año con baja actividad, una alta cifra teniendo en cuenta que la actividad ha sido más reducida y casi nula durante los meses de confinamiento", ha señalado Macías, quien ha insistido en que siguen "reivindicando un cambio de políticas que determinen un mercado de trabajo y un modelo de relaciones laborales más justo".

También ha defendido un sistema "donde los derechos de los trabajadores sean respetados y donde el valor del trabajo sea el pilar donde se asienta el crecimiento económico". "Es fundamental acabar con esa cultura de la prevención en papel que en la práctica no es sino un simulacro que deja a los trabajadores indefensos".

Asimismo, ha exigido "una mayor implicación del conjunto de las administraciones competentes con los medios humanos y materiales que sean necesarios, porque si de verdad queremos acabar de una vez por todas con esta lacra y construir un mercado de trabajo más eficiente, justo y, sobre todo, seguro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios