Málaga

El suministro de gas a los barcos llega al puerto de Málaga

  • Los ferris de Baleària comenzarán en unos días a realizar operaciones de repostaje de gas natural licuado a pie de muelle

Simulacro de repostaje de gas realizado en el puerto en febrero de este año. Simulacro de repostaje de gas realizado en el puerto en febrero de este año.

Simulacro de repostaje de gas realizado en el puerto en febrero de este año. / J. C. Cilveti

Aunque las operativas previstas para ayer lunes y este martes han sido canceladas, todo apunta a que el puerto de Málaga comenzará a suministrar Gas Natural Licuado (GNL) a barcos en unos días. Tras ser aprobada por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria del 18 de diciembre del pasado año una licencia provisional para que los buques de Baleària pudieran repostar GNL, ahora, tras haberse realizado una serie de estudios técnicos posteriores y cumplimentarse en febrero una simulación a pie de muelle, este tipo repostaje está listo para empezar su andadura malagueña.

Teniendo en cuenta que muchas navieras apuestan ya por este tipo de combustible, en el caso de las aguas malacitanas, Baleària será la primera en operar con un barco propulsado a gas; una propuesta que esta compañía ha llevado a su máxima expresión posibilitando que parte de su flota pueda navegar total o parcialmente con este combustible.

Ante esta circunstancia y ya con todos los permisos necesarios, la empresa ESK será la encargada del suministro de GNL; unos trabajos que ya está realizando en los puertos de Valencia, Sagunto, Barcelona y Huelva.

Con la intención, según ha podido saber Málaga Hoy, de efectuar repostajes a diario, la mecánica de la operativa comenzará con el acceso al puerto de camiones cisterna que, con la posibilidad de otros orígenes distintos, llegarán en un principio procedentes de Huelva. Empleando el denominado sistema Truck To Ship (suministro de camión a barco), la cisterna quedará colocada junto al buque para realizar el servicio; una maniobra que se deberá efectuar una vez que hayan desembarcado todos los pasajeros y vehículos del barco.

Habilitado el muelle 3-A3, el que usan a diario los ferris de Baleària, para esta maniobra, las medidas de seguridad en la descarga del GNL estarán controladas por técnicos de ESK además de por supervisores de SGS (una empresa contratada por el puerto para verificar la seguridad de este tipo de transvases), así como por la policía portuaria y un representante de la agencia consignataria del buque.

Planificado el suministro de algo menos de 20.000 kilos de gas en una hora, el ferry que según previsiones comenzará a cargar este combustible en aguas malagueñas será el Napoles que por motivos técnicos cancelaba su llegada de hoy y que presumiblemente comenzará a operar en la línea con Melilla a finales de esta semana o principios de la siguiente.

Más información sobre marítimas en El blog de Juan Carlos Cilveti: La mar de historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios