Málaga

El plan de las ‘tecnocasas’ en el Centro de Málaga sobrevivirá en una promoción en la calle Lagunillas

  • Serán entre 85 y 104 pisos, en los que se complementarán residencia y espacio de trabajo 

Imagen de varias de las parcelas de la calle Lagunillas sobre las que se proyectan las 'tecnocasas' Imagen de varias de las parcelas de la calle Lagunillas sobre las que se proyectan las 'tecnocasas'

Imagen de varias de las parcelas de la calle Lagunillas sobre las que se proyectan las 'tecnocasas' / Javier Albiñana

Las tecnocasas sobrevivirán a la defunción plena del convenio firmado hace ahora quince años por el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía para la regeneración de los arrabales del Centro histórico de la capital. A la espera de que quede definitivamente liquidado el acuerdo y se formalice el reparto de las fincas adquiridas, la Administración regional mantiene la idea de que una parcela de la calle Lagunillas acoja la construcción de entre 85 y 104 viviendas en las que, salvo modificación de última hora, se mantendrá el modelo diseñado por el arquitecto Salvador Moreno Peralta.

La principal particularidad de esta fórmula es que busca hacer compatible en un mismo inmueble el lugar de residencia con el de trabajo. Un formato acuñado en 2005 pero que adquiere ahora una dimensión muy superior en un tiempo marcado por el Covid y la apuesta por el teletrabajo.

Esta línea de pensamiento, que ahora parece plasmarse de manera cierta en una promoción futura, viene siendo defendida desde hace meses por los responsables de la Consejería de Fomento. Cabe recordar que la propia consejera, Marifrán Carazo, ya apuntaba el pasado mes de julio en esta dirección, cuando en un encuentro inmobiliario aludió a la necesidad de actualizar las normas urbanísticas vigentes para encajar modelos residenciales que hagan factible el teletrabajo y que dispongan de estancias ajustadas al Covid-19.

La de Lagunillas es una de las dos fincas de uso residencial que, por lo que pudo saber Málaga Hoy, quedará en manos de la Administración regional en el momento en que quede liquidado el acuerdo original. La otra, en la calle Gigantes, será objeto de una venta a la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) de Málaga, que proyecta la construcción de un centro de distribución de mercancías. Una iniciativa que ya cuenta con una subvención de la Unión Europea. La previsión es que las 32 VPO que estaban previstas sobre la finca de Gigantes sean desplazadas a otra parcela del casco antiguo.

Infografía de una de las 'tecnocasas' diseñadas por Salvador Moreno Peralta. Infografía de una de las 'tecnocasas' diseñadas por Salvador Moreno Peralta.

Infografía de una de las 'tecnocasas' diseñadas por Salvador Moreno Peralta.

Lo que queda por determinar es el modo en que se desarrollará el suelo de Lagunillas. Sobre este particular, desde Fomento confirmaron que en los acuerdos de liquidación se maneja la idea de que la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ponga el suelo, mientras que seria el Ayuntamiento el encargado de construir las viviendas. A modo de compensación, el Consistorio pagaría el valor del solar a la Junta con pisos ya construidas. Siendo esta una primera vía de acción, tampoco se descarta la opción de dar participación a la iniciativa privada en el proyecto.

Sea cual sea el formato elegido, el valor añadido de esta actuación es que permitirá desarrollar al menos una parte importante del plan impulsado por la Junta en 2005, que incluía una inversión próxima a los 100 millones de euros. El planeamiento quedó en aguas de borrajas y lo más que se hizo fue la adquisición de un número importante de parcelas, algunas de las cuales acabaron siendo devuelvas a sus propietarios ante la imposibilidad de avanzar en sus desarrollos.

A finales de 2010, la Junta dio algunos pasos en el intento de poner en valor la operación de Lagunillas, llegando a anuncia una inversión de 353.491 euros para la elaboración del proyecto de construcción de estas 104 tecnocasas. En aquel momento se informó de que para acelerar el proceso, se había adquirido en propiedad el suelo situado, situado entre las calles Victoria, Agustín Moreto, Esperanza, Lagunillas y Ana Bernal, por un valor de 3,4 millones de euros. Estas viviendas se proyectaban en ocho bloques sobre un solar de 4.900 metros cuadrados.

En cuanto a la apuesta autonómica por adaptar en lo posible los espacios residenciales al tiempo de pandemia, es de reseñar la intención de realizar ciertos ajustes en otra promoción de vivienda pública prevista en la calle Cerrojo, con medio centenar de pisos. Fuentes consultadas señalaron que se van a realizar ciertos cambios en la terraza del bloque para que los futuros residentes puedan disponer de espacios adecuados, especialmente necesarios en tiempos de confinamiento como el ocurrido meses atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios