salud

¿Cómo tener el corazón a salvo?

  • Profesionales y voluntarios instalaron una mesa para medir el riesgo cardiovascular

  • Buena dieta y ejercicio, las principales recomendaciones

Las profesionales y voluntarias que ayer informaron sobre las enfermedades del corazón en el hospital Clínico. Las profesionales y voluntarias que ayer informaron sobre las enfermedades del corazón en el hospital Clínico.

Las profesionales y voluntarias que ayer informaron sobre las enfermedades del corazón en el hospital Clínico. / álvaro lópez

"La base fundamental para evitar enfermedades cardiacas está en el ejercicio y la dieta", asegura Ángela Ortega, responsable de cuidados de enfermería del hospital Clínico. En el centro hospitalario, los pacientes que esperan su turno se concentran en torno a una mesa repleta de información y folletos sobre cómo prevenir las enfermedades del corazón. "A la gente le gusta acercarse e informarse", apunta Ortega, quien toma la tensión a una de las primeras pacientes que se acerca a la mesa informativa para medir el riesgo cardiovascular que ayer instalaron en el Clínico.

"Este tipo de iniciativas suele tener mucha participación", asegura. Mientras tanto, cuando solo han pasado escasos minutos se va cumpliendo su predicción con creces. Más de una veintena de personas esperan en el patio del hospital para tomarse la tensión y ser aconsejados sobre qué es lo que deben de hacer para cuidar su corazón. La misión de esta jornada, llevada a cabo con motivo del Día Mundial del Corazón y organizada por profesionales de la Unidad de Corazon del Clínico y voluntarios de la asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM), es "formar e informar al paciente", detalla la presidenta de APAM, María Victoria Martín, quien apostilla que "cada vez están más acostumbrados y son más conocedores de las recomendaciones que hay que llevar a cabo para evitar estas patologías".

Además de tomar la tensión, calcular el peso y el índice de masa corporal son las otras pruebas que realizan in situ a todos aquellos que asisten a la mesa, una información con la que, en función de sus resultados, se puede conocer qué probabilidad tiene una persona de padecer una enfermedad cardiaca en los próximos 10 años.

Aparte de saber esta estimación, todos los interesados han conocido de primera mano cuáles son los principales consejos o recomendaciones a tener en cuenta para evitar estas enfermedades. Entre ellas se encuentran realizar ejercicio diario moderado, el cual "no solo tiene que ser caminar, sino también puede ser la propia actividad de las labores de la casa", como explica Ortega. A ello hay que añadirle tener una dieta sana, con un consumo reducido de sal y grasas y comer fruta. No obstante, también es importante prestar atención a aquellos productos que contengan vitamina K, sobre todo en la dieta de los pacientes anticoagulados, cuya ingesta puede suponer padecer un infarto o un ictus, tal y como sostiene Martín. Algunos de los productos que contienen vitamina K son las hojas verdes, el té o la mayoría del género de las herboristerías. Asimismo, existen otros hábitos que son de vital importancia erradicar de nuestras vidas para reducir el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. El tabaco, la obesidad, la tensión alta o el estrés son algunos de los factores considerados de riesgo y que hacen aumentar la probabilidad de padecer estas patologías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios