Málaga

La terminación del parque Benítez se hará esperar al menos hasta 2020

  • La urbanización costará 4,7 millones y se iniciará el año que viene

  • Habrá plazas, una pista de voley playa y zonas infantiles

Uno de los planos de la actuación prevista en la urbanización del antiguo campamento Benítez. Uno de los planos de la actuación prevista en la urbanización del antiguo campamento Benítez.

Uno de los planos de la actuación prevista en la urbanización del antiguo campamento Benítez.

La transformación del antiguo campamento del Benítez en un gran parque de 250.000 metros cuadrados, anunciado como uno de los proyectos estrella del mandato, no verá la luz al menos hasta principios o mediados de 2020. La larga tramitación a la que se enfrenta le aboca irremediablemente a esperar más de dos años, a los que hay que sumar los cuatro transcurridos hasta que la iniciativa ha contado con los parabienes de la Junta de Andalucía.

El extenso camino que tiene aún por delante la propuesta tuyo ayer, no obstante, un primer hito significativo con la presentación del plan de urbanización, cuyo desarrollo se estima en 4,7 millones de euros (a los que sumar otro millón para los nuevos accesos), con un plazo de 14 meses. El documento tendrá que someterse ahora a los informes sectoriales, que, en el mejor de los casos, no parece que vayan a estar listos antes de 5 o 6 meses. Superado este filtro, será cuando la Gerencia de Urbanismo validará el proyecto y sacará a concurso la obra.

La intervención programada, después de un primer saneamiento del espacio que permitió su apertura en precario, dotará al parque de un circuito de cross; de cuatro grandes plazas de estancia (con pérgolas para garantizar la sombra), que sumarán más de 6.500 metros cuadrados; pistas deportivas multiusos, así como una pista de voley playa y zona de fitness. Asimismo, se dibujan dos grandes zonas de juegos infantiles, de 2.000 y 1.000 metros cuadrados, respectivamente.

Uno de estos puntos de estancia quedará localizado donde se proyectó una gran balsa de agua, anulada después de que Aviación Civil considerase que podía ser un foco de atracción para aves, afectando al funcionamiento del aeropuerto de la capital. Descartado ese uso inicial, los responsables del proyecto apuestan por generar dunas y zonas de bancos de madera "con un foso cubierto con una red elástica; en el fondo del foso se depositarán áridos de color azul simulando agua".

La idea de Urbanismo, según confirmó el jefe del departamento de Arquitectura, Javier Pérez de la Fuente, es que los espacios pensados para los más pequeños incorporen elementos novedosos respecto a los que hay en la ciudad, al objeto de que se conviertan en puntos de atracción para los visitantes. En esta misma línea, se quiere generar "sorpresas" para los caminantes en las zonas forestales. A esto hay que añadir la delimitación de un espacio de aparcamiento con capacidad para unos 325 vehículos.

Para potenciar el concepto verde del parque, se plantarán 770 nuevos árboles, un millar de unidades de especies arbustivas y 6.500 de especies aromáticas. También se dispondrán dos puntos de aseo y fuentes de agua.

Lo que sí podrá acometerse en una o dos semanas serán las obras de los nuevos accesos. La contratación de esta actuación está casi realizada, previéndose el arranque de los trabajos para antes de mediados de febrero. A partir de ahí ocho meses de intervención, mediante la que se dará forma a un vial de 1,3 kilómetros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios