Málaga

Los trabajadores del Metro irán a la huelga en Semana Santa

  • Extenderán los paros más de 100 horas, incluyendo todo el Jueves y el Viernes Santo

Protesta protagonizada por los trabajadores del Metro el pasado lunes ante la Delegación de Fomento. Protesta protagonizada por los trabajadores del Metro el pasado lunes ante la Delegación de Fomento.

Protesta protagonizada por los trabajadores del Metro el pasado lunes ante la Delegación de Fomento. / javier albiñana

De no mediar una solución de última hora, el servicio del Metro de Málaga durante la próxima Semana Santa estará bajo mínimos. Los trabajadores del ferrocarril urbano, o mejor dicho la parte de la plantilla correspondiente a los operadores de línea y a los técnicos de operaciones (84 empleados de un total de 130) convocaron ayer oficialmente huelga para uno de los periodos más sensibles para el funcionamiento del suburbano. Muestra del peso de este periodo es que el año pasado llegó a transportar del orden de 170.000 pasajeros.

Si bien el cronograma marcado por los trabajadores no afecta a la totalidad de la semana ni a toda la jornada, la realidad es que el paro se dejará sentir de manera clara sobre las fechas más significativas. A modo de resumen, la propuesta acordada por la plantilla pasa por limitar el servicio el Viernes de Dolores entre las 15:00 y las 02:30 de la madrugada; el Domingo de Ramos, entre las 13:30 y las 03:30; el Lunes Santo, entre las 13:30 y las 03:30. El Martes Santo queda excluido de la protesta, que se retomará ya de manera prolongada desde las 14:00 del Miércoles Santo hasta las 03:15 de la madrugada del Viernes al Sábado.

El delegado de Fomento se ofrece a "mediar" con la empresa concesionaria

Desde la Junta de Andalucía se aplaza cualquier valoración sobre la decisión adoptada por los operarios a conocer el resultado de la mediación que mañana tendrá lugar en el Sercla. No obstante, tras la petición realizada por los trabajadores, a mediodía de ayer tuvo lugar una reunión de los representantes sindicales con el delegado de Fomento, Francisco Fernández España. En la misma, según informó el representante de Comisiones Obreras, el representante de la Junta se ofreció a "mediar" con la empresa concesionaria en el intento de desbloquear el actual conflicto.

La convocatoria de la huelga, que forma parte de un calendario de protestas que ya ha incluido una concentración frente a la sede de Fomento en Málaga capital y que hoy mismo se dejará sentir con un paro parcial en el funcionamiento del Metro (entre las 11:30 y las 13:30 y las 16:00 y las 18:00, lo que fuerza a ampliar el periodo de paso de los trenes a cada 28 minutos), viene a culminar una larga reclamación por parte de la plantilla.

Ya a finales de 2016 se puso sobre la mesa un estudio en el que se hacía ver la existencia de grandes diferencias salariales entre lo que percibe el personal de metros como el de Sevilla o el de Bilbao respecto al malagueño. Ayer, el representante de CCOO, Juan Vicente Pomares, ponía como ejemplo que un trabajador del suburbano sevillano puede percibir de media un 30% más, cifra que se eleva al 50% en el caso de la infraestructura bilbaína.

Pero a la mejora de las condiciones salariales, la plantilla reclama una modificación de las condiciones laborales. Como muestra, Pomares aludió a que los trabajadores afectados llegan a tener hasta 722 turnos a lo largo de todo el año, "100 horas de trabajo más al año que el resto del personal ferroviario del Estado y jornadas de 10,4 horas de trabajo con escasos descansos de 30 minutos". Todo ello provocó hace justo un año que se pusiese sobre la mesa una posible huelga para la Semana Santa de 2017. La amenaza se diluyó finalmente ante el compromiso de la empresa, Metro Málaga, de sentarse a negociar.

La realidad a día de hoy, según Pomares, es que no ha variado la situación. "No se ha hecho nada en todo este tiempo; llevamos siete meses negociando y la empresa pretende volver a un convenio impuesto, sin intención de solucionar el problema", dijo, al tiempo que fue categórico al indicar que en esta ocasión la plantilla no se va a conformar con una muestra "de buena voluntad por parte de la empresa". "Queremos hechos y no que se nos diga que se va a negociar", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios