Málaga

El tráfico de pienso para animales 'engorda' al puerto

  • Tras 14 operativas en 2017 esta carga ha abierto un nicho de negocio con muy buenas expectativas de futuro

Buque de ganado cargando pienso en el muelle seis la semana pasada. Buque de ganado cargando pienso en el muelle seis la semana pasada.

Buque de ganado cargando pienso en el muelle seis la semana pasada. / j. c. cilveti

Con el resurgir de los graneles en el puerto, los tráficos agroalimentarios han traído a los muelles malagueños una nueva mercancía. Inexistente en estas aguas hasta el año pasado, la carga de pienso para animales en barcos de transporte de ganado, los denominados livestock carriers, ha abierto un nuevo nicho de negocio con unas muy buenas expectativas de futuro.

Tras la llegada en febrero de 2017 del buque Yosor con capacidad para embarcar a 6.400 cabezas de ganado, la elección del puerto como un centro de abastecimiento para este tipo de barcos parece que se está consolidado. Desde aquella llegada, en el pasado ejercicio, catorce fueron los atraques de este tipo de barcos; una circunstancia que junto con las muy favorables previsiones para 2018 ratifican el establecimiento de este nuevo tráfico. Con la particularidad de que la carga de pienso en estos buques no está considerada como una mercancía al uso (en este caso se trata de una provisión para el consumo de los animales transportados), la gran baza para la elección de Málaga como puerto de abastecimiento se centra en la factoría Forcam de elaboración de alimentos para el ganado ubicada en la localidad cordobesa de Santaella; una industria seleccionada por un suministrador internacional en base a la calidad de sus productos.

Ofertado el alimento en tres modalidades: pacas compactadas y pienso ensacado y a granel, el producto llega al puerto por carretera para ser cargado en estos buques que, sin animales a bordo, navegan a puertos sudamericanos, fundamentalmente de Brasil y Colombia donde se embarca al ganado (terneros en su gran mayoría), que viaja a países árabes para ser usado en la industria de la alimentación cárnica y las pieles. Consignados hasta la fecha todos estos buques por la agencia Cabeza Marítima, el suministro de pienso que, en función de las necesidades de las navieras implicadas en estos tráficos no ha supuesto hasta el momento más de dos atraques al mes, ya se ha estrenado en 2018. Tres operativas cumplimentadas, una de ellas la pasada semana, constituyen, según previsiones, las primeras de una sucesión de escalas de barcos ganaderos que cargarán en los muelles malagueños durante este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios