Málaga

Reclaman que el tren a Marbella sea financiado con el plan de recuperación de la Unión Europea

  • La Plataforma por el Tren Litoral logra el consenso de los partidos políticos para elevar la demanda al Gobierno

  • Abogan por un proyecto "ambicioso", de manera que sea compatible con la alta velocidad y que llegue al aeropuerto

Imagen de los participantes en la reunión convocada por la Plataforma por el Tren Litoral. Imagen de los participantes en la reunión convocada por la Plataforma por el Tren Litoral.

Imagen de los participantes en la reunión convocada por la Plataforma por el Tren Litoral.

Veinte años después de que por vez primera se pusiera sobre la mesa la necesidad de afrontar la construcción de una línea ferroviaria que uniese Marbella con Málaga, el bautizado como tren litoral no solo sigue pendiente de materialización, sino también de contar con las bases suficientes como para aspirar a ello. Incumplidos uno tras otro los numerosos compromisos de las diferentes administraciones de ir adelante con la actuación, ahora parece abrirse una puerta a la esperanza. 

Los 140.000 millones de euros que la Unión Europea inyectará a España con el objetivo de afrontar la crisis provocada por el Covid son vistos por algunos como una "oportunidad histórica" de que el bautizado como tren litoral abandone definitivamente la casilla de salida en la que se encuentra instalado desde hace décadas. 

Uno de los colectivos que así lo entiende es la Plataforma por el Tren Litoral, que este viernes ha mantenido una reunión telemática con representantes de cuatro de los cinco partidos que tienen representación por Málaga en el Congreso de los Diputados: el PP, el PSOE, Unidas Podemos y Vox (no estuvo presente Ciudadanos). El objetivo no ha sido otro que el de sumar voluntades en torno a la necesidad de presionar al Gobierno central con el fin de que una parte de esos fondos sean destinados al corredor ferroviario malagueño.

Por medio de un comunicado, la plataforma ha vuelto a denunciar la inacción en torno a un proyecto que viene siendo reclamando desde hace años. Al punto de que llegan a apuntar que esta iniciativa se ha convertido "en una suerte de agujero negro capaz de acabar con la paciencia de los ciudadanos y la credibilidad de los representantes políticos provinciales".

Según lo expuesto por el colectivo, las cuatro formaciones se han mostrado de acuerdo en la importancia que esta infraestructura puede representar para Málaga, así como en el "compromiso a intentar impulsarlo". Otro de los puntos de consenso es la necesidad de "ser ambiciosos con el trazado que debe permitir la intermodalidad y un tiempo de viaje competitivo frente a otros medios de transporte ya existentes por carretera".

"Potenciar la Costa del Sol Occidental como el enclave estratégico del Sur de Europa, que actúe como polo de atracción de inversiones, al contar con infraestructuras que permiten conexiones nacionales e internacionales fluidas y eficaces", han enfatizado. Para la portavoz del colectivo, Violeta Aragón, se trata de un proyecto "necesario" y "clave para mejorar la movilidad de los ciudadanos de la Costa del Sol y dinamizar la economía malagueña, al permitir la intermodalidad con AVE y por supuesto el aeropuerto de Málaga".

Esto supone un paso adelante respecto a las tesis que venía manejando años atrás el Ministerio de Fomento, que acotaba la nueva infraestructura a una línea de Cercanías. La última aproximación técnica a esta iniciativa fue dada a conocer por el entonces ministro del ramo, Iñigo de la Serna, hace ahora casi tres años, cuando hizo una presentación oficial en Marbella. En aquella comparecencia elevó a unos 2.000 millones el coste estimado para el ramal hasta la ciudad marbellí, mientras que sería de unos 3.800 hasta Estepona.

De la reunión se obtiene también el compromiso de todos los grupos, incluidos los dos que forman parte del actual Ejecutivo de la Nación, el PSOE y Unidas Podemos, "de presentar, para su estudio, la viabilidad de que el tren litoral pueda ser uno de los proyectos a incluir en el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia del Gobierno de España, financiable por el Fondo de Recuperación Next Generation EU". 

Estos fondos tienen una temporalidad 2021-2027, por lo que desde la Plataforma del Tren Litoral han destacado la importancia de trabajar "sin prisa pero sin pausa, utilizando los primeros años para financiar la redacción de la documentación técnica necesaria y, los últimos poder comenzar la ejecución de la obra". La previsión es que el próximo mes de noviembre tenga lugar un nuevo encuentro.

En el mismo han participado Fuensanta Lima y Mariló Narváez, por el PSOE; Guzmán Ahumada, por Unidas Podemos; Carolina España, por el PP, y Patricia Rueda, por Vox. En el caso de Ciudadanos, según la plataforma, sus representantes "no han comparecido, ni contestado a la convocatoria”.

No es la primera vez que la plataforma logra en torno al corredor ferroviario el apoyo de todas las formaciones políticas. Algo semejante a lo ahora conseguido fue escenificado el 16 de abril de 2018. En aquella ocasión, aunque con políticos diferentes, los principales partidos con presencia en Madrid también confirmaron su apoyo sin fisuras al proyecto. Los hechos posteriores debilitaron por completo el valor del consenso alcanzado, por cuanto el Gobierno central, ya con el PSOE al frente, eludió una apuesta clara por la infraestructura. Una respuesta semejante a la que tiempo antes había dado el Gobierno del PP, que si activó una serie de estudios técnicos y de demanda. 

La última consignación recogida en los Presupuestos Generales del Estado para esta actuación fue de 140.000 euros, una cifra a años luz de los alrededor de 4.500 millones en que se ha llegado a valorar la construcción de este nuevo trazado ferroviario.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios