Málaga

Los tumores causan el 25% de las muertes en Málaga

  • El año pasado fallecieron 12.708 personas en la provincia 

  • Las enfermedades del sistema circulatorio son las que provocan mayor mortandad

  • Sigue habiendo fallecimientos por Sida o tuberculosis, y se reducen los suicidios

Una mujer visita a una persona fallecida en Parcemasa Una mujer visita a una persona fallecida en Parcemasa

Una mujer visita a una persona fallecida en Parcemasa

La pesadilla del cáncer está en la mente de todos porque se esté sufriendo en las propias carnes, porque lo haya contraído algún familiar o amigo o por miedo a padecerlo en el futuro. Afortunadamente muchas personas se salvan, pero no todas tienen la misma suerte. El año pasado fallecieron en la provincia de Málaga 3.262 personas por tumores, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. Causan el 25% de las muertes, aunque la buena noticia es que se consiguió reducir la mortalidad por este motivo en un 2,4%, lo que quiere decir 82 personas menos, con el consiguiente alivio para esos pacientes y para sus respectivas familias.

El INE sigue los criterios establecidos por la Organización Mundial de la Salud en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), que recoge más de 12.000 enfermedades y, según detalla, los datos sobre causas de muerte se obtienen a través de tres cuestionarios: Certificado Médico de Defunción/Boletín Estadístico de Defunción, Boletín Estadístico de Defunción Judicial y Boletín Estadístico de Parto.

En 2017, en el conjunto de España, fallecieron 424.523 personas, un 3,4% más que en el año anterior, y en Málaga se contabilizaron 12.708, un 1,2% más. La principal causa de muerte en la provincia de Málaga está relacionada con enfermedades del sistema circulatorio, con 4.107 fallecimientos el año pasado, el 32% del total. Entre ellas, por ejemplo, hubo 453 defunciones por infarto agudo de miocardio.

Los tumores malignos aparecen en segundo lugar en este triste podio y, dentro de ellos, los más mortíferos son los de pulmón con 725 muertes el año pasado, casi uno de cada cuatro, provocado en muchos casos por un consumo masivo y prolongado de tabaco. Los tumores en el colon tuvieron la segunda mayor tasa de mortalidad, con 317 personas fallecidas, mientras que el de mama provocó la muerte de 218 personas. Hay tumores malignos prácticamente de todo, desde el labio hasta la vejiga, y es básica la prevención y acudir al médico en cuanto se pueda notar algún indicio. Incluso el INE recoge el fallecimiento de 11 personas por tumores benignos.

Dicen que para morirse solo se necesita estar vivo y la lista de posibles padecimientos es enorme. Mientras algunos fantasean con la vida eterna y se escudan en los avances de la terapia genética, lo cierto es que, por ahora, no hay nadie inmortal, independientemente del dinero que tenga en su cuenta corriente. Además de las causas mencionadas, el año pasado fallecieron en Málaga 1.348 personas por enfermedades del sistema respiratorio; 767 por enfermedades del sistema nervioso; 679 por enfermedades del sistema digestivo; 368 por enfermedades del sistema genitouritario; o 329 por enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas, entre otras.

Se sigue muriendo de enfermedades que se pensaba que estaban controladas como el Sida (hubo 20 casos el año pasado frente a los 14 de 2016), o la tuberculosis (hubo dos casos). No murió nadie, afortunadamente, por embarazo, parto o puerperio, aunque sí perdieron la vida 18 bebés de menos de una semana por diversos motivos, siendo la mayoría por afecciones originadas en el periodo perinatal. El Alzheimer y sus complicaciones provocaron la muerte de 466 personas en Málaga.

Entre otras causas no naturales aparecen 61 por accidentes de tráfico, 65 por caídas accidentales, 15 por homicidio o 130 por suicidio. En el caso de los suicidios se ha rebajado el número en Málaga en contra de la tendencia nacional de aumento.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios