Málaga

Las vacaciones y el calor desatarán este verano un tercio de los divorcios del año

  • La convivencia y las altas temperaturas inciden en un repunte de las rupturas; la tensión se dispara ante la custodia de los hijos

Comentarios 5

Un tercio de todos los divorcios del año se van a plantear en septiembre. Este año, a las vacaciones, que vienen resultando definitivas para las parejas que ya arrastraban una crisis, se une un calor sofocante al que los malagueños no están acostumbrados. Aunque resulte chocante, las altas temperaturas se pueden convertir en un elemento desestabilizador de primer orden, según los expertos.

Así lo observa cada día desde un despacho atestado de clientes la letrada Amelia Zafra, experta en rupturas matrimoniales en Zarraluqui Abogados de Familia y que este verano no da abasto. "Con el calor que está haciendo, este verano se van a disparar los divorcios porque las altas temperaturas irritan mucho y la gente salta antes", indica Zafra, que matiza que esto sólo se produce cuando la relación ya venía tocada de antes.

Igual ocurre con las vacaciones, que sólo propician el desencuentro entre los matrimonios que ya venían tambaleándose. La pareja, que ha sido autónoma durante todo el año y que apenas ha tenido tiempo de plantearse los problemas que tienen el uno con el otro, empieza a verse las 24 horas del día y a compartirlo prácticamente todo. "Es en ese momento cuando te das cuenta de que no soportas a la otra persona y empiezan a salir a flote todos los conflictos que estaban enterrados", explica Zafra.

Otro factor dinamitador se destapa con la frustración que acarrean unas vacaciones que no están a la altura de las expectativas que habían generado. Muchas parejas se ahogan ante esta situación y prefieren cortar por lo sano, indica la abogada.

De la misma forma lo entiende el psicólogo José Manuel Aguilar, experto en divorcios y relaciones de pareja. "En septiembre se nos plantearán un tercio de los divorcios de todo el año. Porque se pasa más tiempo en común y la gente no lo aguanta", dice el psicólogo.

José Manuel Aguilar considera que las parejas "cada vez luchan menos por sus relaciones; no es que haya que aguantar, pero es que ahora las relaciones son más superficiales porque no hay tiempo para nada: si no tienes tiempo no puedes hacer un buen guiso y te harás un bocadillo, que es comida basura. El sexo también se puede convertir en basura y las relaciones".

El Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge que en 2006 (datos más recientes de los que se dispone) hubo en Málaga 4.717 divorcios, el doble que un año antes y con una media de 13 rupturas diarias. En el incremento influyó la entrada en vigor de la Ley del Divorcio, que flexibilizó los requisitos. Zafra indica que ya sólo el 0, 5% de las parejas opta por la separación.

Otro factor externo que también medra en las relaciones de pareja es la crisis económica, que enrarece la convivencia. Pero aunque aumentan las rupturas, las parejas tienden a seguir casadas de forma legal. "La cantidad de deudas que tienen, como el pago de la hipoteca, hace que no se puedan divorciar aunque quieran", señala Aguilar.

Pero haya divorcio legal o no, este aumento de matrimonios rotos repercute de forma directa en los hijos en aquellos casos de separaciones contenciosas, donde la custodia y régimen de visitas desatan unos conflictos de calado.

Aunque el régimen de visitas tradicional sigue siendo la visita de los padres a sus hijos en fines de semana alternos, mientras que la madre conserva la custodia así como la casa del matrimonio, esta tendencia está empezando a cambiar.

El sistema conocido como custodia compartida, en el que los padres comparten los gastos de la casa, los de la manutención de los hijos y el cuidado de los mismos, sigue ganando simpatizantes, aunque lo cierto es que la transición entre uno y otro modelo está despertando ampollas, en una sociedad todavía no igualitaria.

Por ello, muchos abogados de familia recomiendan ahora separar el reparto del tiempo con los niños de la negociación económica. Amelia Zafra indica que en su despacho lo que más se recomienda es que el hijo pase una semana con cada uno. Y luego, que empiece la negociación por la casa, la pensión o el coche...

13

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios