Debate en la cadena Ser

Las ciudades no quieren ser parques temáticos para el turista

  • El aumento de las viviendas de alquiler turístico ha pillado descolocados a los alcaldes de la Costa, que reclaman con urgencia una regulación clara

Debate de la cadena Ser sobre las viviendas turísticas. Debate de la cadena Ser sobre las viviendas turísticas.

Debate de la cadena Ser sobre las viviendas turísticas. / Javier Albiñana

Comentarios 1

El continuo trajín de visitantes tirando de maletas como consecuencia del aumento exponencial de viviendas alquiladas a turistas, sobre todo en los centros urbanos de las grandes ciudades, está pillando a contra pié a los alcaldes de la Costa, que reconocen las oportunidades económicas de este cambio de modelo turístico, pero también los riesgos de convivencia y de expulsión de los vecinos tradicionales de estos barrios.

En un debate organizado por la Cadena Ser en Málaga, y presentado por la periodista Esther Luque, tres de estos regidores, los populares de Málaga, Francisco de la Torre, y de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, y el socialista de Benalmádena, Víctor Navas, han rechazado aplicar una moratoria para este tipo de viviendas pero al mismo tiempo reclaman una regulación clara y urgente que ordene el sector y evite convertir a sus ciudades en meros parques temáticos.

Los tres alcaldes han reconocido estar sobrepasados por un fenómeno que se ha instalado con fuerza en la Costa del Sol ante la baja oferta de plazas hoteleras, aunque aún está lejos de representar el impacto sobre el mercado del alquiler de puntos como Baleares y Barcelona. Coinciden en las escasas competencias que tienen para regular en esta materia y ven insuficiente el reciente decreto de la Junta que obliga a registrar las viviendas de alquiler destinadas a este fin. Reclaman más información sobre sus moradores o que se les aplique una regulación fiscal similar al de otras actividades económicas.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha asegurado que en una economía de mercado como la actual y ante la falta de plazas hoteleras en la capital, el alquiler turístico ha venido a venido a cubrir un hueco. “Hemos pasado de ser una ciudad muerta a una dinámica y segura, pero hay limitaciones de espacio”, ha puntualizado el regidor sobre el aumento de turistas. De la Torre reconoce las quejas de sus vecinos, lamenta la falta de información a la Policía Local cuando acude ante las quejas vecinales y propone políticas públicas al alquiler, competencia de la Junta de Andalucía o modificaciones a la Ley de Propiedad Horizontal, del Gobierno, con el fin de que las comunidades de vecinos puedan fijar normas de confianza y fianzas para los turistas infractores.

Para el alcalde de Rincón de la Victoria, un municipio con escasa oferta hotelera y que cuenta ya con cerca de 400 viviendas turísticas, el alquiler turísticos ha terminado por expulsar del municipio a residentes tradicionales. “Es un fenómeno que debemos tomar en serio desde el punto de vista social y hay que regularlo”. Para Francisco Salado, los ayuntamientos sí tienen algo que decir en esta materia y de hecho ha recordado que la última modificación del Plan General del municipio persigue ampliar la información sobre qué viviendas se destinan a ese uso en los bloques de pisos.

“En los centros se empieza a notar al turista de manera distinta”, asegura Salado, aunque sin llegar a los niveles de “turismofobia” de otros puntos. La moratoria a las vivienda turísticas no pasa por ser la solución para esta alcalde, que propone una regulación urgente en esta materia, con participación de los ayuntamientos. En esto coincide con el alcalde de Benalmádena, el socialista Víctor Navas, para el que la regulación y una fiscalidad “apropiada” capaz de revertir en el entorno de estos municipios, solucionarían en parte los problemas ocasionados por este turismo.

“Los ayuntamientos tenemos un problema y hay que reconocerlo, pero debemos ponernos de cara a los vecinos”, ha asegurado el alcalde, que ha reclamado una regulación estatal “de mínimos” que permita regular este fenómeno como una actividad económica, porque además, asegura “ejerce una competencia desleal para el sector y además corremos el riesgo de convertir a nuestras ciudades en resorts o parques temáticos”. Navas ha apostado por impulsar las viviendas de alquiler destinadas a los vecinos, sin descartar algún mecanismo que premie este mercado por su labor social de cara a evitar que los residentes terminen abandonando los municipios costeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios