Turismo

Las viviendas turísticas arrasan en el arranque de la temporada alta

  • La patronal afirma que ya están el 75% de las viviendas reservadas en julio y el 70% para agosto

Varios turistas se disponen a entrar en un inmueble con viviendas turísticas Varios turistas se disponen a entrar en un inmueble con viviendas turísticas

Varios turistas se disponen a entrar en un inmueble con viviendas turísticas / Javier Albiñana (Málaga)

Málaga será este verano otro hervidero de turistas y éstos tienen que dormir en algún sitio, por lo que se prevén altas ocupaciones tanto en los hoteles como en las viviendas turísticas, así como en otro tipo de alojamientos. La oferta de viviendas turísticas crece de forma continua en la capital y ahora vive uno de sus momentos álgidos del año.

Carlos Pérez Lanzac, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (Avva), afirma que en este mes de julio ya están el 75% de las viviendas reservadas y que para agosto, por ahora, están ocupados el 70% de los inmuebles, aunque seguirá creciendo. “La feria de agosto seguirá siendo un evento absolutamente clave para el sector”, apunta el presidente de esta patronal. Este año la feria empieza algo más tarde de lo habitual, aunque tendrá una duración de 10 días. La feria en el Centro es una fiesta continua por la mañana y por la tarde, algo que puede gustar o no a los turistas que reserven viviendas en esta zona en función de su motivación turística.

Pérez Lanzac destaca que la mayoría de los clientes que alquilan viviendas turísticas en Málaga son familias (45%), seguida de las parejas (33%). También subrayan desde esta asociación que “la vivienda turística tendrá un impacto económico significativo en la ciudad de Málaga aportando más del 43% de la facturación a los comercios y negocios de proximidad”.

Turistas guardan una maleta en una consigna en la capital Turistas guardan una maleta en una consigna en la capital

Turistas guardan una maleta en una consigna en la capital / Javier Albiñana (Málaga)

Un informe sobre el alquiler vacacional en España que fue presentado este pasado viernes elaborado por la plataforma Homeaway y la Universidad de Salamanca incide en varios de esos puntos, haciendo un perfil detallado del tipo de cliente. Señala, por ejemplo, que el usuario de vivienda turística es fiel porque solo buscan esta modalidad de alojamiento en el 47% de los viajes, aunque destaca que son complementarios con los hoteles porque el 81% de los turistas alojados en viviendas turísticas en España a lo largo de 2018 afirman que también han ido a algún hotel.

Los viajeros saben perfectamente qué tipo de alojamiento les interesa en cada momento en función del viaje que realizan. Por ejemplo, si va una familia con hijos suelen buscar una vivienda antes que un hotel por la comodidad de poder estar todos alojados en un mismo espacio con cocina. Si la que viaja es una pareja o alguien solo por trabajo suele preferir un hotel porque le dan todo tipo de servicios. El estudio afirma que la estancia media de los inquilinos en viviendas turísticas es de 5,3 noches con 4 personas de media alojadas, mientras que en los hoteles es de 3,6 noches con 2,7 personas de media alojadas.

Uno de los aspectos que genera más controversia entre los dueños de viviendas y de hoteles es el gasto turístico. Los hoteleros afirman que los clientes que van a viviendas gastan poco en el destino, algo que niegan los propietarios de las viviendas. Según el informe de Homeaway y la Universidad de Salamanca el gasto medio total de los usuarios de vivienda turística es de 2.092 euros frente a los 1.606 euros de los que van a hoteles. El gasto en el alojamiento, siempre según este estudio, es similar y lo que varía es el que se realiza fuera, es decir, en compras y consumiciones de productos y servicios. A escala global, el informe asegura que el sector de la vivienda turística ha generado un impacto económico de 4.397 millones de euros en España en 2018 de los cuales 3.260 millones corresponden al gasto en la estancia y 1.098 millones de euros en productos y servicios en los comercios cercanos al inmueble alquilado.

Este verano continuará la guerra entre hoteleros y propietarios de viviendas turísticas porque los primeros exigen que los segundos tengan las mismas reglas de juego que ellos. No obstante, se prevé que vaya a haber negocio para todos por lo que la sangre no llegará al río. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Luis Callejón, vaticinó el pasado lunes que este verano se alojarán en los hoteles de la capital malagueña 390.000 turistas que realizarán 826.000 pernoctaciones, un volumen histórico. La concejala de Turismo, Rosa Sánchez, recalcó además que el grado de ocupación subirá tres puntos respecto al verano pasado, del 81 al 84%. Las viviendas turísticas, con las reservas de última hora, podrían llegar a ese nivel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios