Málaga C.F.

El Almería-Málaga se juega y sólo se suspende el Deportivo-Fuenlabrada

  • Acuerdo Federación-LaLiga tras los positivos en el equipo fuenlabreño

Juanpi, en el Málaga-Fuenlabrada. Juanpi, en el Málaga-Fuenlabrada.

Juanpi, en el Málaga-Fuenlabrada. / Marilú Báez

La última jornada de LaLiga SmarBank corría peligro por varios positivos por coronavirius en la expedición del Fuenlabrada que viajó a La Coruña para enfrentarse al Deportivo. Están afectados seis jugadores del conjunto madrileño, que ya están aislados. El aplazamiento de ese partido podía haber provocado la paralización del toda la jornada, incluida la cita entre el Almería y el Málaga en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Pero, son momentos de negociación, y la última hora es que todos los equipos jugarán salvo el Deportivo-Fuenlabrada. 

LaLiga pretendía aplazar la última jornada y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) quería que se disputara. Durante la tarde del lunes ha habido constantes contactos entre las partes y el Consejo Superior de Deportes para tomar una decisión. "Ante la detección, a través de la aplicación de los protocolos y controles sanitarios anti Covid-19 de LaLiga, de casos positivos en el CF Fuenlabrada, la RFEF y LaLiga, en el marco de la comisión de seguimiento y con la presencia del CSD, han acordado de mutuo acuerdo aplazar el encuentro Deportivo-Fuenlabrada por causas sanitarias de fuerza mayor. Asímismo, la Comisión ha acordado también de mutuo acuerdo la disputa del resto de partido de la jornada 42 al entender que esta es la solución que mejor protege la salud de los futbolistas y la integridad global de la competición", decía la nota de LaLiga.

Al cuadro madrileño le bastaba con sumar un punto en Riazor para acceder a la fase de ascenso, mientras que el Deportivo necesitaba la victoria y esperar que falle al Albacete o el Lugo para evitar el descenso a Segunda B. O sea, que en ese partido están implicados en la permanencia y el play off y todos los partidos deben jugarse a la misma hora.

Pese a que, para la integridad de la competición, se juegan en horario unificado las dos últimas jornadas, es la solución salomónica que parecen tomar las instituciones responsables. Podría suponer, claro, una adulteración de la competición. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios