Málaga CF

Blanco Leschuk, un gol tras casi cinco meses

  • El delantero argentino llevaba 19 jornadas sin marcar

  • "Puede ser que me quite un peso, esperemos que se quede la racha", decía

Blanco Leschuk maniobra para hacer su gol. Blanco Leschuk maniobra para hacer su gol.

Blanco Leschuk maniobra para hacer su gol. / LaLiga

Si algún aspecto positivo se puede rescatar del empate ante el Sporting fue que el delantero centro titular del equipo malagueño al fin se reconcilió con el gol. Desde 2018 no marcaba Gustavo Blanco Leschuk. Supo aprovechar un semirremate de Ricca tras una catapulta de Luis Hernández para, con maestría, mantener el balón en el área pequeña, girarse y batir a un Mariño sensacional. 19 jornadas y casi cinco meses después habían pasado desde que el argentino de raíces ucranianas no cantaba lo que era un gol.

“Hicimos todo lo que pudimos, pero no se dio, esto es fútbol. Hay que conseguir los tres puntos en Granada, en el próximo partido, para optimizar el punto conseguido ante el Sporting”, decía el argentino, que admitía que el gol había sido una liberación después de tantas semanas sin premio a un trabajo ímprobo valorado por su equipo: “Algo, algo, algo, puede ser que sí me quita un peso. Esperemos que se quede la racha. Lo más importante es que el grupo esté unido, corregir los errores que tuvimos y tener los tres puntos. Esto es fútbol, hay que mejorar de tres cuartos de cancha hacia arriba, hay que mirar los vídeos, trabajar más esta semana y sacar adelante”.

“Cada partido es diferente”, decía Blanco Leschuk cuando se le cuestionaba sobre si en cada partido se estrella con los mismos problemas: “Jugar igual siempre no jugamos, es mentira eso. Intentamos conseguir los tres puntos. A veces no se da porque los rivales presionan más o menos, se encierran atrás o no. Los partidos son diferentes, nos toca un buen rival que no lo pone fácil...”

“Todos los partidos son decisivos, cada partido da tres puntos, da igual si viene el primero o el último”, incidía Blanco Leschuk, que bromeaba cuando se le preguntaba por qué miraba al juez de línea tras marcar el gol: “Tengo mucha mala suerte, por eso miré tanto al linier (risas). Estoy muy feliz por hacer gol, la verdad”.

Página no encontrada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios