Málaga C.F.

El Día de la Madre de los jugadores del Málaga

  • Hablan las madres de Adrián González, Tete Morente, Kellyan e Iván Jaime

El Día de la Madre de los jugadores del Málaga

El Día de la Madre de los jugadores del Málaga / Málaga CF

Se celebra este extraño Día de la Madre marcado por el confinamiento causado por la pandemia de coronavirus COVID-19 y salpicado por la salida a las calles de numerosos deportes aficionados. ¿Pero cómo son en casa los profesionales? El Málaga regala pinceladas a través del capitán Adrián González, Tete Morente, Kellyan e Iván Jaime. De sus madres, mejor dicho.

"El confinamiento lo llevamos bien porque todos los días nos vemos a través de la pantalla y mis besos, mis abrazos y mi amor les llega seguro. Adrián como hijo es un amor, no puedo estar sin él”, dice Merche Morales, madre del capitán y esposa del ex entrenador Míchel: "Cómo no vamos a hablar de fútbol si es lo que nos apasiona y nos da tantas alegrías. Y que siga así".

La madre de Tete, Lourdes Oliva, sabe mejor que nadie lo que es la distancia con su hijo: "Aunque sepa que es por el bien de él, es muy difícil y complicado porque hemos perdido muchas cosas el uno del otro. Siempre me he hecho la fuerte y le he apoyado siempre en todo lo que él ha decidido. Hemos llorado muchísimo los dos y su padre. Ha sido un poco difícil, especialmente al principio, que se marchó con 12 años a 900 kilómetros de casa y eso no se olvida en la vida, pero a la vez muy feliz porque sabía que era para cumplir su sueño”.

Por eso tenerle en Málaga es una bendición pese a todo: "Cuando me dijo que venía a Málaga no me lo podía creer, la verdad. Estamos muy felices porque podemos compartir mucho más tiempo, podemos, todas las semanas que juegue en casa,  disfrutar de él en el campo. Ahora ha surgido esto del coronavirus, pero somos fuertes y toca mirad hacia adelante. Llegarán momentos mejores”.

Mónica Pajuelo, madre de Iván Jaime, presenta facetas menos conocidas de su hijo: "Iván siempre ha sido muy buen niño desde pequeño. Es muy familiar, le gusta mucho estar con nosotros, siempre está pendiente. Su mayor virtud, que tiene muy buen corazón. ¿Un defecto? Es muy cabezota". Cuenta que la "fideuá" es su plato favorito y revela que se ejercitan juntos: "Dos o tres veces en semana por la tarde hacemos pilates juntos. Alguna mañana me gusta ponerme con él a entrenar, aunque muchas veces me va corrigiendo ejercicios y, evidentemente, no puedo llevar su ritmo”.

Mercedes Leal es la madre del guardameta Kellyan. Otros expertos en estar separados: “La distancia… Pues ya vamos para casi nueve años que se fue y no llegas a acostumbrarte, pero sí que asumes que está lejos, pero como hablamos cada semana, cuando acaba los partidos, pues siempre estamos cerca a través del teléfono o videollamadas. Son muchos kilómetros y las circunstancias no permiten que estemos, así que lo solucionamos todo por teléfono”.

“En estos momentos de confinamiento la distancia es la misma, pero se vive de distinta forma. No es lo mismo estar aquí y saber si está bien, si está mal, si come más, si come menos… Pero realmente él está allí y te preguntas cómo lo estará pasando, un chaval de 21 años. No sólo él, sino todos los que están con él. Siempre te queda la incertidumbre”, añade.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios