Málaga CF - Oviedo Expulsión de Keidi Bare: dejó una hora con 10 al equipo

  • Una patada del albanés a Ibra a la altura del cuello, involuntaria pero imprudente, le sacó del partido

  • No cumplirá la sanción ante el Reus y, mínimo, se perderá el partido ante el Zaragoza de la jornada 40

Keidi Bare se marcha entre lágrimas tras su expulsión. Keidi Bare se marcha entre lágrimas tras su expulsión.

Keidi Bare se marcha entre lágrimas tras su expulsión. / Marilú Báez

Corría el minuto 30 de la primera mitad y el Málaga tenía el partido con cierto control ante el Real Oviedo tras haberse adelantado por el penalti de Adrián. En una jugada sin mucho peligro, con el atacante ovetense de espaldas a la portería y en el centro del campo, Ibra recibió una patada en el cuello de Keidi Bare. No vaciló el colegiado y Pulido Santana le mostró la cartulina roja.

La temeraria entrada, seguramente involuntaria pero imprudente al máximo, dejó una hora con 10 jugadores al Málaga. Había protestado el equipo malaguista varias entradas, por acumulación, del equipo azulino pero no había sacado ninguna amonestación.

Se da la circunstancia de que, a expensas de la cantidad de partidos con que sea sancionado Bare, no cuenta a efectos legales el partido que no se celebrará la próxima semana ante el Reus. Ello implica que no podrá jugar en la jornada 40 ante el Real Zaragoza. Si la sanción es más seria podría perderse el final de la temporada regular. Para más inri, tiene Keidi Bare cuatro tarjetas amarillas. Así que volverá a estar amenazado de sanción cuando regrese.

El jugador se fue entre lágrimas al vestuario, aplaudido por la afición y apoyado por Víctor Sánchez del Amo antes de entrar en el túnel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios