Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga C.F.

Martín Aguilar: "Mi mujer sabe más de fútbol que yo"

  • El consejero consultivo del Málaga relata su particular Semana Santa y relata anécdotas de sus múltiples vivencias en los palcos

Francisco Martín Aguilar, consejero consultivo del Málaga

Francisco Martín Aguilar lleva casi toda su vida ligado al fútbol malagueño. Consejero consultivo del Málaga, ha vivido de cerca penas y alegrías para escribir un libro. En este periodo de confinamiento, Martín Aguilar, imagen del último descenso con sus lágrimas en el campo del Levante y el consuelo de Quico Catalán, presidente granota, sigue las indicaciones y realizó una entrevista que distribuyó el club en la que hablaba de su vertiente cofrade, de cómo vive la Semana Santa, y de otras anécdotas.

"Lo estoy viviendo como el mundo entero, confinado en casa, echando el rato lo mejor que puedo, con mi mujer. Viendo los informativos, siguiendo la situación. Con mi mujer nos conocemos a la perfección y lo llevamos muy bien. Somos muy malaguistas, lo llevamos en el corazón. Ella sufre mucho en el estadio, hay que guardar la compostura y no se puede desahogar. Mi mujer sabe más de fútbol que yo", decía Martín Aguilar.

Sobre aquella imagen en el campo del Levante, el consejero consultivo explicaba que "la situación venía de atrás, no estábamos bien, en una situación grave, como cuando tienes una enfermedad y ya no puedes soportarlo más. Te vienes abajo y me desahogo de la manera que lo hice y así quedó. Agradecido a todas personas que me dieron ánimos", recuerda el veterano directivo malaguista.

"El ánimo y la fuerza, estábamos ilusionados con que fuera el día grande", asegura Martín Aguilar sobre el ambiente que se vivió en el Málaga-Deportivo: "No como ascendimos con el Terrasa, que fue fantástico, la afición se volcó y tiró al campo. El recibimiento fue espectacular. La afición no falló. Esa imagen de la plantilla con la afición a todos se nos grabó. Era cuestión de agradecerle todo cuanto tenía que agradecerle, no sólo por ese partido, sino por toda la temporada. Por parte de la grada de animación y de todo el estadio. Sin la grada los partidos serían muy diferentes".

"Yo no recibo ninguna retribución del Málaga, es absolutamente cierto", asegura Martín Aguilar: "Yo llevo tiempo jubilado y desde siempre lo que más me gustó fue estar cerca del equipo, he hecho de jefe de expedición muchas veces, he colaborado en la medida de lo posible para solucionar momentos difíciles en un desplazamiento. Estoy cerca de ellos y tengo relaciones con todos los clubes. Es la situación que más me gusta, como a cualquier otro directivo le gusta otras".

Acerca de cómo vive esta Semana Santa, Martín Aguilar decía que "seguimos retransmisiones de desfiles de otros años, con amigos de otras cofradías, preguntándonos qué hacíamos tal o cual día. Escuchando radios. Mi mujer tiene la hora cogida, siempre teníamos que salir a la misma hora de casa, aparcar el coche, irnos a nuestra silla, era una cuestión matemática. Todo ese sentimiento, ese ambiente. Vivir esa semana grande, conocer gente nueva que viene de fuera, amigos que vuelven... Son muchas cosas", afirma Martín Aguilar, que habla de sus gustos gastronómicos y orden de prioridad de cofradías: "Las torrijas sólo para probarlas, no más. El potaje de garbanzos con bacalao eso no me falta en Semana Santa. Soy del Cautivo, de El Rico, de la Virgen del Carmen de Pedregalejo, de Nuestra Señora del Rocío... Trato siempre de contribuir en todo lo que puedo, con todos los cofrades y vivirlo antes y durante. Se han incorporado los nietos. Yo la vivo en Málaga, nunca he ido de viaje salvo cuando había partidos de fútbol en Domingo de Ramos o de Resurrección. Cada año tengo peticiones de jugadores para encontrar sitios idóneos para ver una u otra cofradía. Siempre ha habido devotos, Movilla siempre pedía llevar un cuadro del Cautivo y los utilleros tenían que cargarlo en el baúl. Pero muchos han querido ver y le hemos buscado la manera".

Por último, acabo con un mensaje de ánimo: "Mucho ánimo a todos los cofrades, cuando había un día de lluvia y no podían salir los vi llorar a lágrima viva porque no podían hacer. Un fuerte abrazo a ellos. Y un abrazo de corazón a tantísimos sanitarios que están haciendo tanto por nosotros. Los hay muy malaguistas. Si te quedas en casa, saldremos adelante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios