Málaga C.F.

Mercado Primera RFEF: Una manera distinta de fichar para el Málaga CF

  • El club se enfrenta a una categoría aún en construcción tras dos temporadas, con menos fichas disponibles y en la que deberá contar con un mínimo de seis jugadores sub 23

  • El Málaga espera la firma de Loren Juarros

Los jugadores se lamentan en Vitoria.

Los jugadores se lamentan en Vitoria. / La Otra Foto

Existe una calma tensa en el Málaga, una vez consumado el descenso a Primera RFEF. Es el tercero de la historia del Club de Fútbol. En la 2005/06 y en la 2017/18 se bajó de Primera a Segunda. En esta ocasión el golpetazo es enorme, a Primera RFEF, categoría en la que nunca jugó la entidad de Martiricos, heredera de la histórica Segunda B que se había abandonado en 1998. Pero nada es para siempre... El club no ha comunicado nada concreto más allá de un comunicado tibio en el que tildó de “decepción” la temporada. Sí anunció para este martes (12:30) una rueda de prensa en la Sala Juan Cortés en la que comparecerán José María Muñoz, administrador judicial, y Kike Pérez, director general. Hay ganas de escuchar a las cabezas visibles del club y ver cuál es su mensaje, si dan a conocer medidas concretas sobre cómo se va a amortiguar la caída para intentar regresar al fútbol profesional, que realmente es sólo un tecnicismo porque en la tercera categoría del balompié nacional no hay jugadores que no se dediquen al fútbol como prioridad.

Una de las prioridades, lógicamente, es construir una plantilla competitiva y que se sepa manejar en una categoría con códigos diferentes, con menos espacios aún que en Segunda División y con el balón parado como ley. En las próximas horas debería confirmarse la contratación de Loren Juarros como nuevo director deportivo de la entidad. La semana pasada se llegó a un acuerdo y ya está trabajando de facto. El burgalés tuvo en la Real Sociedad su momento, poniendo las bases del actual equipo que es modelo en muchas cosas en el fútbol español ya con varias clasificaciones para Champions (con Montanier) y Europa League (con Jagoba Arrasate y Eusebio Sacristán). Pero lleva seis años fuera del mercado (se le vinculó con Sporting, Getafe o Granada, sin concretar nada) y bajará a una categoría con sus particularidades a la hora de confeccionar las plantillas.

Peculiaridades para fichar

Como categoría nueva (la próxima será su tercera temporada de existencia) se han cambiado normativas y protocolos en la Asamblea, así que puede haber alguna oscilación. De hecho, hay un grupo de presidentes beligerante con la idea de reestructurar de nuevo porque no ha satisfecho las expectativas con las que se creó, desde los ingresos por TV a la dimensión que ideó Rubiales para una categoría más potente. El núcleo es el dinero. Los clubes se están endeudando y no hay un límite salarial. No se descarta la citada reestructuración para 2024/25, así que convendría salir pronto... También nació en medio de la pandemia y se eliminó la Final Four o la fase final para regresar a la eliminatoria clásica. Por ejemplo, no existe límite de extracomunitarios, un contrasentido en una categoría protegida por la RFEF y que en teoría es pasarela para el futbolista joven español (la prueba es el alto número de filiales que hay). En primera instancia, en teoría, para respetar los contratos de los equipos que descendían de Segunda. También era un vehículo para que los equipos con más músculo elevaran el nivel de la categoría.

Esta temporada, el máximo ha sido de 23 fichas, 24 en el caso de que haya dos porteros senior. No podrá haber más de 17 o 18 (en caso de tener 24 licencias) mayores de 23 años en la plantilla. O sea, seis jugadores son sub 23, entendidos como tal los nacidos a partir del 1 de enero de 2001. Por ejemplo, Ramón Enríquez sí entraría en esa categoría, no así Cristian Gutiérrez, que nació en noviembre de 2000. En el mundillo de la categoría se entiende como determinantes esas fichas porque dan un salto de calidad al bloque más veterano. El Málaga tiene con contrato al citado Ramón, Larrubia, Kevin, Dani Lorenzo, Roberto o Loren Zúñiga más los filiales que se decidan. Teóricamente, materia prima para tener un bloque de jóvenes de la casa, algunos con experiencia esta temporada en la categoría. Sí hay que precisar que esos jugadores con fichas sub 23 no podrán jugar con el filial, sólo con primer equipo. Sí podrán subir desde el Malagueño también otros jóvenes, pero con un límite de partidos hasta que sean considerados del primer equipo, cifra que ha variado en las dos primeras campañas. Igualmente, hay que respetar esas cifras y cupos de sub 23 cuando se realicen cambios durante la temporada. Es, a grandes rasgos, el nuevo escenario de mercado al que se debe enfrentar el Málaga CF en una categoría con sus particularidades, que no dejan indiferente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios