Málaga C.F.

Munir no será el último portero

  • Los indicios apuntan al meta del Nàstic Dimitrievski, aunque la operatividad resulte escasa

Munir posa con la bandera del Málaga en las instalaciones de La Rosaleda, concretamente en el Anexo. Munir posa con la bandera del Málaga en las instalaciones de La Rosaleda, concretamente en el Anexo.

Munir posa con la bandera del Málaga en las instalaciones de La Rosaleda, concretamente en el Anexo. / javier albiñana

"La portería sigue abierta, la idea es traer otro portero, se sigue trabajando para incorporarlo lo antes que podamos", decía el director deportivo del Málaga, José Luis Pérez Caminero, durante la presentación del tercer fichaje blanquiazul, el marroquí Munir Mohand Mohamedi. Falta determinar si ese portero es Stole Dimitrievski. Hay muchos indicios que apuntan a que esa operación con el meta procedente del Nàstic de Tarragona se va a realizar, pero cuesta verlo por la poca operatividad de tener a dos porteros internacionales en las mismas filas y los perjuicios que implica en Segunda.

El presidente del Nàstic, Josep Maria Andreu, insistió en que estaba todo acordado y era cuestión de tiempo su oficialidad. De hecho, el club terraconense tiene ya apalabrado su sustituto, Isaac Becerra, del Valladolid, la cual desbloquearía cuando el macedonio fuera oficial. Es más, el propio jugador ha reconocido a sus compañeros que tiene hechas las maletas para dejar el club en los próximos días. Todas las pesquisas dirigen al futuro del guardameta a Málaga.

El club costasoleño abonaría en torno a un millón de euros por Dimitrievski, de 24 años y 188 centímetros de altura. Un meta que ha terminado de explotar la pasada temporada en el Nàstic de Tarragona, con meritorias actuaciones. Lo anómalo en todo esto es la condición de guardameta internacional -con Macedonia- que comparte con el ya blanquiazul Munir -con Marruecos-. Ambos cancerberos, de llegar el europeo a Málaga, se perderían los encuentros de Segunda División que fueran llamados por sus respectivas selecciones ya que, cabe recordar, la categoría de plata no para en estas ventanas.

Esto supondría un quebradero de cabeza en lo deportivo para Caminero y, sobre todo, Muñiz. Durante la temporada habrá un varios de parones que dejarían sin metas al Málaga varios partidos. De hecho, lo grave sucedería en una hipotética fase de ascenso, ya que ambos porteros tienen compromisos importantes en el mes de junio, cuando tendría lugar los play off de ascenso a Primera División.

Cabe la posibilidad de que se acuerde con alguno de los guardametas su renuncia a algún encuentro, aunque la simple disputa de la titularidad durante la temporada deja en entredicho esta tesitura.

En los próximos días podría concretarse la llegada de Dimitrievski, aunque cabe esperar cuál es el movimiento definitivo de Caminero y si se saca de la chistera otro nombre distinto al macedonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios