Málaga C.F.

Nacho Pérez, un sueño y una fe

  • "Necesitamos sumar de tres en tres, por mucho que seamos superiores, tengamos más posesión...", decía el segundo técnico malaguista, al mando por la sanción de Mel

  • Las fotos del partido

Nacho Pérez, durante el partido.

Nacho Pérez, durante el partido. / Pepe Gómez

Nacho Pérez dirigió el partido en la banda por la sanción de Pepe Mel. Desde uno de los palcos el técnico madrileño estaba en contacto con el malagueño, que fue quien compareció en la rueda de prensa posterior al partido.

"Necesitamos sumar de tres en tres, por mucho que seamos superiores, tengamos más posesión... Eso no nos sirve. Los datos están ahí. Tiros entre los tres palos hemos hecho cuatro, ellos sólo uno. 13 en total nosotros y ellos bastantes más. No queríamos empatar en casa, queríamos seguir con la racha de la victoria del Alavés, queríamos encadenar dos triunfos seguidos en Liga. No pudo ser, los chavales lo intentaron hasta el último momento, no bajaron los brazos y fueron a por el empate. No estamos contentos con él, pero no podemos bajar los brazos, tenemos que pensar en el siguiente partido", decía el que fuera lateral zurdo, que dirigió por primera vez al primer equipo: "Estamos repitiendo el once un poco más porque estamos premiando al equipo que está más cerca de ganar y está consiguiendo resultados, intentamos aprovechar los estados de forma de los jugadores, lo importante es que todos suman, ya sea desde el inicio o cuando entran, todos vamos a una y queremos sumar en la parcela".

Un momento clave del partido es cuando se decide cambiar a Genaro en el descanso. Sin el sevillano desapareció el dominio que había ejercido el Málaga. "Hemos perdido la posesión, pero Genaro tenía una amarilla, pensábamos que tal y como estaba el partido y él va a las iban a las disputas pues no nos podíamos permitir quedarnos con uno menos. Ha sido un cambio obligado porque él lo estaba haciendo bien. Hemos sacrificado la posesión, pero queríamos llegar con más efectivos al área. La decisión es que jugamos 4-3-3 con dominio y ocasiones y queremos ir a por el partido con el 4-4-2. Había hecho varias faltas, arrastra una tarjeta desde muy pronto y corremos el riesgo de que en una segunda parte en la que hay más ida y vuelta se pueda sacar la segunda tarjeta amarilla. Buscamos más profundidad y presencia en área. Ahora a toro pasado es muy fácil hablar. Sobre Ndiaye, si lo metemos mantenemos el sistema, queríamos hacerlo más ofensivo e ir a por el tres puntos. Cada uno es entrenador y puede tener su opinión. Veíamos que el equipo estaba bien, ellos llegaban un pelín más, pero no queríamos posesión y dominio, sin llegar. Hablar sobre si el cambio era antes o después...", razonaba el entrenador malagueño.

"Tenemos que intentar que los jugadores tengan claro a lo que juegan, en ataque y en defensa. A veces las ocasiones no entran, pero lo preocupante sería no crearlas. Ojalá el domingo que viene sólo tengamos una y nos dé la victoria. A pesar de la mala situación, que los jugadores vean que llegan, que la tienen es importante", proseguía Nacho, que era cuestionado por cómo había sido la conversación posterior con Pepe Mel: "En la línea de lo que comento, le da rabia que sólo tiren una vez entre los tres palos y marquen. En la primera parte tuvimos más dominio, más tiros a puerta. Es lo que comentamos. No es una opinión personal, son datos que podéis ver. El equipo se mereció algo más. Me sentí muy cómodo, estuvimos todo el rato comentando cómo iba el partido y lo que iba a hacer. Soy un hombre de la casa, es un sueño cumplido más, aparte del de jugador que tuve en su día. A seguir en esa línea, no sólo con la ayuda de Pepe sino también de todo el staff. Vamos a una y nos sentimos orgullosos del trabajo. El equipo cada vez va a más, a pesar de que empatamos mucho estamos perdiendo muy poco. Tenemos que ajustar cara a gol, tener esa suerte en los últimos metros y marcar".

Acerca de los fichajes, Nacho decía que "todo el que venga y pueda sumar, encantados. Appiah no depende de nosotros. Delmás tuvo sus primeros minutos, estuvo bien, tiene tiempo de aclimatarse, estoy convencido de que vamos a salir. Adrián entrena individualmente, no entrenó con el grupo, no sé cómo irán los tiempos. Juanfran tiene un problemilla físico en la rodilla, una molestia que arrastra. Ya entrenó aparte y por eso no entró en convocatoria".

Sobre la afición, Nacho decía que "es una lástima no poder sacar los tres puntos y que la gente disfrutara. Echamos muchas horas, preparamos los partidos, ponemos los ojos en cómo hacer que el rival lo haga mal. El día de puertas abiertas, el día de hoy... No me quiero imaginar cómo estaría la gente con el equipo en mitad de la tabla o arriba. Para los nuevos que no han vivido eso de estar arriba pues ojalá volvamos", decía Nacho, que no pierde la fe: "Tenemos que seguir pensando en sacar esto, la tranquilidad es que los jugadores creen, confían y tienen fe. Tenemos que ayudarles y apoyarles y son los que nos tienen que sacar. La afición está aquí, se lleva sus malos ratos, pero creo que vamos a salir y ella nos va a ayudar".

"No vi el gol muy claro, no tenemos un ángulo muy bueno, entiendo que si lo han llamado y el VAR lo ha revisado será porque con el reglamento en la mano es gol legal", cerraba sobre la jugada polémica del empate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios