Pellicer, tras el Málaga CF - Ponferradina Pellicer: "Es el primer partido en el que veo que nos quedamos parados"

  • El técnico castellonense asumió la culpa y responsabilidad de la derrota aunque llamó la atención a su plantilla: "La actitud, la entrega, la agresividad... son innegociables"

Pellicer, durante el Málaga CF - Ponferradina. Pellicer, durante el Málaga CF - Ponferradina.

Pellicer, durante el Málaga CF - Ponferradina. / Marilú Báez

Fue un mal partido del Málaga, uno de los peores de la temporada por las sensaciones que transmitió. Sergio Pellicer compareció en rueda de prensa y cargó con el mea culpa, desligando a sus jugadores de culpabilidad aunque no pudo evitar dejar entre lineas varias mensajes a su plantilla, falta de energía e incapaz de reaccionar ante una ordenada Ponferradina.

"No entramos bien al partido y tengo que asumir la culpa", iniciaba el castellonense, que decía no haber sido capa de "transmitir cómo teníamos que entrar al partido". "Lo que habíamos trabajado durante la semana, no se vio en el campo. Nos penalizó los primeros 20 minutos. Salimos a esperar, no apretamos como estábamos apretando, no tuvimos tranquilidad", desarrollaba Pellicer, decepcionado por el partido: "Es una cura de humildad para todos, para jugadores, cuerpo técnico, tenemos que entrar a los partidos con la actitud que siempre hemos tenido. Somos personas y hay días que no estamos acertados. Quiero hacer un reseteo de la primera vuelta, pero tenemos que ser mucho más fuertes, también a nivel defensivo. No nos esperábamos esto, si no vamos al 120% es imposible".

Pellicer recalcó también que no super dar "soluciones" desde el banquillo. "Soy el máximo responsable", reiteraba y aseveraba que "el rival fue superior, tenemos que reconocerlo. Supo provocar nuestros errores. Salimos a esperar, y cuando lo haces ocurre esto. Estuvieron más pendientes de las segundas jugadas, más dinámicos. Tuvimos dos ocasiones claras. El análisis es que no estuvimos cómodos".

Cuestionado por la alineación, en la que sorprendió con Mejías y Alexander en los laterales, aseguraba que "haría la misma", pero que "está claro que me equivoqué". "Valoramos y sacamos este equipo pensando en lo mejor. Ahora viendo los 90 minutos me he equivocado, tengo que asumir esa responsabilidad. Los jugadores tienen que estar tranquilos y tener confianza. Ellos ya lo saben. Siempre las cosas se dicen dentro y para el exterior hay que quedárselo. Después del partido hemos tenido una charla y les he explicado muy claro todo. A partir de ahí saben la hoja de ruta y nadie se puede salir. Queda una semana, si alguien no está contento ya sabe. Vamos a perder más partidos, pero hay maneras", desarrollaba el castellonense, abriendo la puerta de salida a los futbolistas que no estén conformes. 

A medida que avanzaba su comparecencia, Pellicer iba dando esbozos de lo que le faltó a su equipo: "Hace una semana el equipo compitió ante un equipo de Primera. Competimos hasta el último minuto. Tenemos que entender que esto es un juego, tomamos decisiones, nos equivocamos. Repito siempre que a este equipo, mientras yo esté, la actitud, la entrega, apretar, ir a por el partido, la agresividad con balón y sin balón son innegociables y no las vimos. Es lo que les transmití. Cuando hablamos de individualidades nos distraemos. Un jugador puede ganar un partido pero el que gana objetivos es el grupo. Ninguno de la plantilla creo que va a jugar todos los partidos de titular al menos mientras esté yo. El que no compite o entrena lo va a tener complicado. Competir y honrar esta camiseta yendo al límite, más o menos acertados. Es el primer partido en el que he visto que nos quedamos parados".

"A veces las cabezas se distraen, por televisión, representantes y el ruido externo. Cuando se habla mucho de uno... tienen que estar centrados en el trabajo diario", recalcaba Pellicer sobre sus jugadores, concluyendo así: "Todos sabéis cual es la situación del club, del Málaga. Quiero que siga esa hambre. En los primeros 20 minutos no la vi. El grupo quiere, pero soy el responsable porque no supe transmitir ese hambre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios