Resultado y crónica del Leganés - Málaga CF Un diploma arrugado (1-0)

  • Otra derrota del Málaga, esta vez en el campo del Leganés en un partido igualado hasta el final

  • Los resultados están desluciendo el final de curso de los blanquiazules, que pese a todo están mostrando entereza

Las fotos del Leganés - Málaga CF

Las fotos del Leganés - Málaga CF / LOF

No merece el Málaga este final de temporada deslucido y plagado de derrotas y frustración. Está siendo generoso en el esfuerzo hasta el final, dignificando la competición no dejándose llevar. Puede que la racha de resultados diga otra cosa, pero quien haya visto a los de Sergio Pellicer sabe que no han bajado los brazos, solo es que ya no pueden mantenerlos firmes como quisieran. El diploma de la permanencia se le ha ido arrugando con el trajín. No cambia su valor, ni mucho menos, pero si afea su aspecto.

A estas alturas ya hay pocos incentivos en los partidos del Málaga, que a nivel de clasificación ya sólo se juega euros –que no es poco estando la entidad como está– y ser parte activa de la resolución del campeonato. Al menos el once, lejos del apocalipsis de las fichas, contó de entrada con once profesionales y un ataque con todos los jugones simultáneamente.

Joaquín Muñoz, Jozabed, Jairo Samperio y Rahmani formaron una línea dinámica de cuatro hombres entre Escassi y Scepovic. Lo cierto es que el comienzo fue trepidante y el Málaga en poco más de un minuto ya había trenzado la primera acción. Rahmani vio llegar a Jozabed, puso el balón atrás y el disparo del mediapunta se marchó ligeramente escorado. Durante algo más de cinco minutos los blanquiazules se adueñaron de Butarque. El Leganés tardó en coger el pulso, pero poco a poco fue acaparando el balón y reduciendo velocidades.

El encuentro se durmió, con esporádicas avanzadillas que finalmente quedaron siempre en nada. Si alguien necesitaba el triunfo, era lógicamente el conjunto pepinero. Tras el descanso se agitó un poco el avispero y Juan Soriano volvió a demostrar sus dotes en el uno contra uno evitando el 1-0. Buen final de temporada de los porteros, a los que Pellicer no ha dejado de alternar todo el curso.

Entonces el Málaga tiró de producto propio. Entraron Luis Muñoz y el juvenil Loren Zúñiga, esta vez con más de media hora para mostrarse. Pero el protagonista volvió a ser Juan Soriano, parando a una mano un testarazo de Sergio González, que seguidamente cabeceó otro balón franco fuera de la meta.

Aunque el Leganés cada vez trataba de buscar el gol, el Málaga no se regaló y aguantó en su papel, compitiendo hasta la extenuación con la dignidad intacta. Llegó trenzar un buen contragolpe que Rahmani no logró culminar bien. Manolo Sánchez retiró a Jozabed y Jairo para acabar el partido con Mini y Caye Quintana en el campo a falta de poco más de diez minutos.

Con el punto casi amarrado, el Leganés consiguió romper el candado de Soriano con una acción en la que Silva dejó en evidencia a Alexander González para posteriormente cedérsela a Rober Ibáñez. Ahí gastó el último cambio el Málaga, retirando al venezolano y dando minutos a otro juvenil, Haitam.

Acabó en la portería contraria, con su propio cancerbero tratando de rescatar un punto desesperadamente. Pero no está acompañando la fortuna al Málaga, que espera ya con ansias el kilómetro 42 para poder colgar su diploma en la pared aunque esté algo deslucido por esta recta final en la que sólo ha sumado dos puntos desde el sólido triunfo ante el Albacete (2-0) el pasado 11 de abril. Necesitan todos un reseteo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios