Fichajes Málaga CF Sadiku mira su futuro de reojo

  • Cedido sin opción de compra por el Levante, se deja querer pero sin profundizar

Sadiku celebra el segundo gol del Málaga contra el Tenerife. Sadiku celebra el segundo gol del Málaga contra el Tenerife.

Sadiku celebra el segundo gol del Málaga contra el Tenerife. / Javi Albiñana

El fútbol es una ruleta constante de la que nadie logra escaparse. Armando Sadiku tampoco es ajena al funcionamiento de un negocio que a veces es impulsivo y se suele alimentar del aquí y el ahora. Su situación contractual es sencilla. Cedido por la presente temporada y sin ningún tipo de cláusula adicional de compra o algo parecido. Ahora que brilla en el Málaga y destaca en el capítulo goleador, se comienza a hablar de futuro. El delantero albanés se siente cómodo en la ciudad y en el club, se deja querer y adelanta que continuar sería algo magnífico para él. Pero no una prioridad.

“Sí, quiero estar aquí y marcar muchos goles. Esperamos que al final del campeonato hagamos algo bueno para la afición del Málaga y el club, que lo merecen. Se merecen mucho más de lo que hacemos ahora. Me toca trabajar mucho y marcar goles. Puede suceder de todo, pero todavía es muy temprano, queda mucho. Sólo quiero hacerlo bien aquí, jugar y ayudar al equipo, que necesita mirar adelante”, sostuvo en una entrevista concedida a El Desmarque.

Sadiku pertenece al Levante, club desde el que llegó cedido en el frenético último día del mercado de fichajes. Su contrato con el cuadro granota se prolonga hasta el 30 de junio de 2021, pero en tierras valencianas no se olvidan de él. De hecho, en la misma entrevista, Sadiku confesó que el presidente levantinista, Quico Catalán, le manda habitualmente mensajes vía Whatsapp cuando marca. Es una muestra de que siguen de cerca sus movimientos.

A sus 28 años, el portal Transfermarkt le tasa en 700.000 euros. Para el Málaga en las condiciones actuales es prohibitiva esa cantidad y cualquier otra, por mínima que parezca. Pero es una cifra que se antoja pobre viendo el rendimiento del futbolista en lo que va de temporada.

Sus seis goles le sitúan ya en una posición interesante dentro de los máximos goleadores de Segunda División. Además lo ha hecho en 14 jornadas, por lo que se ha perdido de momento cinco partidos. Nada mal en un equipo al que le cuesta tanto anotar como el blanquiazul (ya ha igualado la marca de Blanco Leschuk a estas alturas de la temporada pasada).

No deja de ser la cuestión del gol una prioridad para el Málaga. El club trabaja para reforzar su ataque a pesar de otras complejidades de la situación. Pero Manolo Gaspar y Víctor Sánchez del Amo tienen claro que hace falta algo más que Sadiku.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios