Málaga C.F.

La complicada vida de Lestienne

  • El jugador perdió en apenas mes y medio a sus padres

  • Protagonizó varios escándalos extradeportivos

Lestienne, en su primer entrenamiento. Lestienne, en su primer entrenamiento.

Lestienne, en su primer entrenamiento. / javier albiñana

"Lestienne, viendo su edad, su trayectoria, lo que ha movido en dinero… Algo hay, algo bueno y algo menos bueno. Vamos a la búsqueda de lo bueno. Pienso que es un jugador magnífico. Si un jugador de su calidad se ha puesto a tiro de este Málaga es porque algún problema habrá habido. Puede que necesite un lugar en el que estar tranquilo y pueda desarrollar su fútbol. La calidad está, hemos conseguido velocidad y es por eso que Lestienne está aquí". Fueron las palabras de Mario Husillos el pasado viernes en rueda de prensa. Avisa de que no es alguien fácil ni dócil Lestienne, que tiene a sus espaldas un pasado oscuro y varios incidentes sonrojantes. También la vida azotó fuerte al extremo belga, que a sus 25 años ha vivido casi de todo.

No olvidará jamás 2015 el nuevo futbolista del Málaga. El 5 de octubre de dicho año falleció su madre y el 20 de noviembre su padre. Un revés durísimo para el chico, que poco después (en el mes de diciembre) tuvo un incidente por el que terminó siendo arrestado por la policía. Una pelea en la que también estaba implicado Jeroen Zoet, que era su compañero en el PSV Eindhoven por aquel entonces. Aquel desagradable episodio se convirtió en viral, los vídeos del mismo circulaban (y todavía siguen) por la red a una velocidad mayor que la que emplea en el campo este talentoso futbolista belga.

Lestienne brilló desde niño, pero siempre le ha acompañado un halo de enfant terrible. El chico debutó en la primera división belga con el Mouscron en ¡2008! Después de cuatro temporadas en el club de su vida, se marchó al Brujas. Siendo jugador de dicho club, en una concentración con la selección belga de categoría sub 20, fue pillado acompañado por una joven en el hotel de concentración antes de un partido. Eso le costó una sanción de medio año sin poder acudir a ningún tipo de citación con Bélgica.

Se fue a Catar (Al Arabi), en una huida hacia ninguna parte que le llenó el bolsillo pero le quitó del mapa hasta que regresó a Europa vía Génova y PSV. En el conjunto holandés sí consiguió repuntar y darle a su carrera algo de lustre. Pero también fue cuando le sucedieron los desagradables capítulos antes mencionados. Con el norte un tanto perdido, el Rubin Kazan tiró de talonario para comprarle en propiedad. Allí coincidió con Samu García, Sergio Sánchez y Javi Gracia. El entrenador navarro no guarda un buen recuerdo del futbolista, que otra vez volvió a mostrarse como alguien indisciplinado y poco centrado en su carrera.

Ahora está en Málaga, donde se confía que rinda de aquí a final de temporada y sea útil a la causa. Eso espera Husillos, que desea que el "algo bueno" se imponga al "algo malo". Habrá que esperar hasta entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios