Aficiones Málaga - Granada

Indiferencia hacia Al-Thani

  • La afición no se acordó de él tras un año y medio sin aparecer

  • Más de un millar de seguidores del Granada se desplazaron hasta tierras malagueñas

Un aficionado del Málaga y otro del Granada en La Rosaleda. Un aficionado del Málaga y otro del Granada en La Rosaleda.

Un aficionado del Málaga y otro del Granada en La Rosaleda. / LaLiga

Tres horas antes del inicio del partido entre el Málaga y el Granada los bares del entorno de Martiricos vivieron su particular previa. Desde la ciudad nazarí se desplazaron más de un millar de aficionados, que aprovecharon la cercanía y la buena hora del encuentro para viajar hasta La Rosaleda. Una previa que estuvo marcada por el buen ambiente entre ambas hinchadas, que viven una relación de cordialidad desde hace varias temporadas. Para darle color al derbi andaluz, uno de los muchos que está viviendo el Málaga esta temporada, los aficionados llenaron las gradas del templo malaguista de colores blanquiazules, además del rojiblanco del Granada.

Aunque el gran aliciente del encuentro, sin restar mérito alguno a los jugadores, estaba en el palco de autoridades de La Rosaleda. Específicamente en el asiento reservado al propietario del Málaga, que tras año y medio sin acudir por Martiricos presidía el derbi andaluz ante el Granada. El viernes aterrizó en Málaga procedente de Catar, previa escala en Madrid, para poner fin a una ausencia demasiado alargada del máximo mandatario del Málaga. Sin embargo, su presencia en la capital de la Costa del Sol se debe a motivos judiciales por encima de los meramente deportivos. El próximo martes arrancará el juicio por la propiedad del club con BlueBay. Un litigio por el 49% de las acciones del club blanquiazul pendiente desde hace más de tres años. Hay discrepancias con BlueBay sobre la interpretación del contrato que se firmó, algo que debe empezar a solucionarse desde este martes.

A diferencia de lo que ocurriera en buena parte del pasado curso, con constantes cánticos en contra de la continuidad de Al-Thani al frente del club, la afición se tomó con total indiferencia la presencia del jeque en La Rosaleda tras un año y medio de ausencia. No estuvo sólo en el palco de autoridades ya que contó con la compañía de su hija Hamyan, los consejeros del club y Joaquín Jofre que ha sido uno de sus hombres fuertes durante su prolongada ausencia.

Derbi animado en las gradas

Desde hace unos días distintos colectivos malaguista organizaron una bienvenida al club, que se iba a producir en los aledaños del estadio y en el momento en el que ambos conjuntos saltaron al césped de La Rosaleda. La afición visitante fue más precavida en cuanto a la hora de entrar al estadio, puesto que cerca de una hora antes del pitido inicial ya copaban la curva superior entre fondo y preferencia. Con la salida de ambos equipos al calentamiento rugieron las gradas de Martiricos, que en ningún momento del partido estuvieron en silencio.

En lo que respecta a la animación en las gradas fue cosa del Fondo Sur 1904, que no cesó en ningún instante de animar a los hombres de Juan Ramón López Muñiz. Con bufandas al viento, todo tipo de cánticos que fueron acompañados en ocasiones por el resto de gradas, ondeando banderas y dándole vida a un derbi que llenó de color La Rosaleda. Algo que venían demandando durante la semana lo jugadores blanquiazules, como el caso de Ontiveros: “La Rosaleda tiene que estar ahí a tope con nosotros, intentar llenar el campo y animar lo máximo posible. Y nosotros intentaremos conseguir un buen resultado”. El estadio de Martiricos vivió una fiesta del fútbol en su máximo esplendor, en el día que Al-Thani regresaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios