Málaga C.F.

La montaña va a Mahoma

  • El abogado del Málaga, Joaquín Jofre, se planta en Catar para reunirse con el presidente Al-Thani

De izquierda a derecha: Antonio Benítez, Martín Aguilar, Ben Barek y Joaquín Jofre. De izquierda a derecha: Antonio Benítez, Martín Aguilar, Ben Barek y Joaquín Jofre.

De izquierda a derecha: Antonio Benítez, Martín Aguilar, Ben Barek y Joaquín Jofre. / javier albiñana

En el Málaga las cosas son como son. El presidente y máximo mandatario tiene sus propios tiempos de acción y eso, en un mundo tan dado a las prisas como es el del fútbol, puede llevar a la desesperación o al entendimiento de la inacción como falta de interés. Así que Joaquín Jofre, abogado del club y, a efectos prácticos, director general de la entidad, ha tenido que coger un avión y plantarse en Catar para tratar de que el presidente agilice los asuntos más urgentes que se tienen ahora mismo sobre la mesa en Martiricos.

No es la primera vez que un dirigente del club tiene que desplazarse hasta el domicilio del presidente Al-Thani en Doha para tratar de convencerle o apremiarle en relación a algún asunto de cierto calado o interés máximo. Pero el Málaga no está en un escenario cualquiera. Este año es especialmente sensible porque la transición de Primera a Segunda es tremendamente delicada.

La planificación está en un periodo de incertidumbre por el proceso de salida de Mario Husillos y el de entrada de su sustituto. La pretensión es que sea Juan Ramón Muñiz el que ocupe la vacante y dirija los procesos de reclutamiento y bajas de futbolistas. Hay cierta inquietud relacionada con el fichaje de Muñiz, al que todo el mundo considera el mejor candidato y que está prácticamente convencido de volver al Málaga. Pero el asturiano no esperará eternamente y hay varios clubes al acecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios