Sergio Pellicer, tras el Sporting de Gijón-Málaga CF Pellicer: "El partido del viernes es una final y dependemos de nosotros"

  • El entrenador del Málaga asume los errores y se centra en el duelo en La Rosaleda contra el Alcorcón

Pellicer, en la banda de El Molinón. Pellicer, en la banda de El Molinón.

Pellicer, en la banda de El Molinón. / la otra foto

Poco duró el Málaga de pie en Gijón. Se diluyó a los cuatro minutos y a partir de ahí fue remar en contra del viento en un esfuerzo baldío y que terminó en derrota contra el Sporting de Gijón. Los de Sergio Pellicer deberán certificar la permanencia en los dos partidos que quedan de Segunda División, asunto que no será sencillo.

"Creo que hubo dos partes muy diferenciadas. Preparamos un plan de partido de meter un ritmo alto, de atacar arriba y fue todo lo contrario. El primer gol nos hizo daño, nos rompió esa idea. Son dos partes diferenciadas. Más allá del sistema y de los jugadores, en la primera parte nos ganaron 2-0 y en la Segunda no nos llegaron. Esto va a ser un largo camino y quedan dos partidos. Tenemos que recapacitar porque nos tenemos que reponer. En la primera parte no estuvimos nada bien y luego reajustamos y se vio otra cosa", resumía el entrenador de Nules.

Seguía sacando el bisturí del encuentro. "En la primera hay que reconocer que fueron superiores, lo dice el marcador. Tuvieron cuatro remates a puerta y la sensación es que estaban mejores que nosotros. Tendremos que ajustar cosas. Estamos viendo muchos partidos con estas situaciones. En el momento que un rival se pone por delante y te supera también en el juego cuesta mucho equilibrar. En la segunda nos ajustamos y jugamos más en campo contrario, nos faltó sacar centros porque teníamos dos delanteros. Mucha prudencia y paciencia porque vamos a depender de nosotros. El partido del viernes tenemos que afrontarlo como el del Dépor", explicaba el técnico malaguista, que miraba hacia adelante: "Tenemos que ser muy autocríticos dentro, pero a levantar la cabeza y pensar en la final. Las estamos jugando constantemente y el viernes tenemos otra. Dependemos de nosotros y tenemos que pensar que el equipo que está mejor a nivel emocional... Hay que empezar a recuperar y lo mejor es que vamos teniendo fondo de plantilla. Quiero ser realista y es que nos va a tocar sufrir, no a nosotros a todos. Muchos se querrían cambiar por nosotros. Tenemos que reponernos porque sabíamos que era un camino lleno de obstáculos".

La mente está ya en el Alcorcón, próximo rival en La Rosaleda. "La primera parte no fue buena, el campo habla por sí sólo. El gol marcó el devenir. Se nos desajustó todo y no supimos reponernos. Paso hacia adelante, lo que sea mirar atrás es malo. En tres días tenemos un partido. Hay que pensar que jugamos otra final y este equipo se ha sabido sobreponer a las adversidades. Esto es fútbol. Nos falta ese depósito de gasolina de la afición, pero la vamos a escuchar desde La Rosaleda. Necesitamos unión. El partido del viernes es una final, seguro que vamos a intentar conseguir la victoria. Este equipo lo ha demostrado y estos jugadores también. A partir de ahora es reponerse y mirar hacia adelante", terminaba Sergio Pellicer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios