Sergio Pellicer, tras el Málaga CF-Alcorcón Pellicer: "Tiene un mérito enorme, es una liberación"

  • "Este grupo se levantó ante situaciones que otros no se podrían haber levantado, eso es coraje", explica el entrenador blanquiazul

Sergio Pellicer se abraza a Juankar después del partido. Sergio Pellicer se abraza a Juankar después del partido.

Sergio Pellicer se abraza a Juankar después del partido. / marilú báez

Con mucho sufrimiento, pero con una alegría grande para terminar. El Málaga estará la próxima temporada en Segunda y ello es síntoma de felicidad. "Es liberación. Hay que dar las gracias, este año han pasado muchas cosas, al cuerpo técnico anterior. Si ganamos en Almería hacemos una segunda vuelta de play off", comenzaba Sergio Pellicer en rueda de prensa.

"Le dije a los jugadores que hay que tener la conciencia tranquila, que es ser exigente e ir de verdad. Lo fuimos desde el primer día. Este grupo se levantó ante situaciones que otros no se podrían haber levantado, eso es coraje. Esto es un máster para todos. Yo me pellizco todos los días por estar donde estoy. Ser entrenador del Málaga es lo mejor que hay. Mi cuerpo técnico es autóctono, hay sentimiento", seguía el entrenador: "Lo han dado todo, con su situación y lo que vivimos. El ego individual no sirve, por encima de todo está el club. El ego no vale para nada, aquí vale el colectivo. Es una liberación, pero cuando llegamos el equipo estaba a un punto. Tiene un mérito enorme lo que han hecho. Darle las gracias porque lo siento y me lo han demostrado. Estamos a veces para exigir y otras para acompañar. Ha habido mucho desgaste y discusiones para salir adelante. Le hemos echado muchas horas".

El castellonense continuaba poniendo en valor a su plantilla. "El coraje individual y colectivo. Es cuando alguien está en el suelo y se levanta porque es capaz de ganar. Estuvimos en el suelo, pero no tumbados. Es trabajar todos los días. La gestión de grupos es ir con la verdad por delante, a un futbolista no se le puede mentir. Entrenamos y cada partido es un examen. El verde no engaña a nadie, ahí hay que hablar y ahí es donde se tiene que estar y focalizar la mente. Eso ha sido. Jugador del Málaga no puede ser cualquiera, es un club histórico, y hay que convivir con ello. Muchos vienen de sufrir. Hemos estado cercanos y hemos sido exigentes y ellos han creído. El mérito es de ellos, han respondido. Esto es un trabajo del día a día, de todo sumar desde la humildad", ampliaba.

"Me quedo con la entrega, con la camisa sudada de un jugador.Es un grupo que tuvo coraje y eso es con lo que me quedo. También con la alegría de la afición, que sufrió más de lo que nosotros queríamos. Por eso he pedido perdón", resumía Pellicer en un balance de la temporada e insistía en el buen hacer de los futbolistas para poder quedarse en Segunda División: "El otro día vino Miguel Ángel y yo le decía que la gente lucha contra la vida y nosotros contra nosotros mismos y eso es lo que tiene que quedar. Luchamos contra nosotros mismos con todos los obstáculos. Había jugadores llorando de alegría. Ya estoy yo para trabajar mañana y ganar en Almería el lunes. Imagina la liberación de los jugadores con todo lo que llevan, hace más de un año que comenzaron la pretemporada".

Una temporada especial para él en lo individual. "Esto es un aprendizaje continuo, da igual la edad o experiencia. Fue un máster, para mí y para todos. Fue el día a día. Como entrenador lo más bonito es cuando estás entrenando. Muy contento porque desde el primer momento que pisé ese vestuario los jugadores creyeron y es complicado. Estuvieron con nosotros abiertos y escucharon. No vieron, observaron. Con eso me quedo. No soy el mismo entrenador que hace cuatro o cinco años, cada equipo requiere un nivel de gestión y tenemos que ser camaleónicos. Lo importante son los jugadores", terminaba el técnico malaguista, que miraba al futuro: "Se deberían de sentar unas bases. Lo más importante es que aprendamos de los errores, ante cualquier problema hay que buscar soluciones. Un club debe ser exigente y profesional. Seguramente van a aprender de los errores y la afición pueda disfrutar mucho más. Este año fue un sufrimiento, pero hay que darle mucho mérito al trabajo de los jugadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios