Política

El polvorín de Ciudadanos en Mijas

  • Escuchas y grabaciones en una supuesta trama de espionaje en la gran alcaldía de la formación naranja en la provincia en una legislatura no exenta de polémica

La política municipal de Mijas no ha estado exenta de polémica en los últimos cuatro años. Desde un convulso inicio de legislatura con un pacto de gobierno que no tardó en romperse debido a las discrepancias entre ambos partidos, auditorías que revelaron presuntas irregularidades, cruce de denuncias entre los diferentes grupos municipales, un segundo pacto de gobierno que acabó por dinamitar hace solo unos meses dejando al frente de la gestión del Ayuntamiento a solo cinco de los 25 concejales que forman la corporación, y hasta una supuesta trama de espionaje desde la empresa pública de Mijas Comunicación que podría haber afectado a otras áreas municipales y que pone en el punto de mira al grupo municipal de Ciudadanos a solo dos meses de las elecciones del 26 de mayo.

Los cinco concejales de Cs gobiernan en minoría tras la ruptura del pacto con el PSOE

La tensión en la gran alcaldía de la formación naranja en la provincia de Málaga ha ido escalando en los últimos días después de que esta misma semana saliera a la luz pública la investigación llevada a cabo por un perito judicial en el seno de la empresa pública que aglutina a los medios de comunicación municipales como son la televisión, la radio y el periódico impreso y digital. Programas espías en los ordenadores con acceso por control remoto a todos sus movimientos, carpetas con conversaciones de Whatsapp guardadas, cámaras y micrófonos ocultos o incluso teléfonos pinchados son algunas de las primer as conclusiones extraídas de esa investigación y que podrían acabar formando parte de todo un complejo sistema de espionaje. Incluso el propio perito judicial sospecha que también podría afectar a otras áreas como Tesorería o Intervención. En definitiva, más de 800 gigas de información personal de los ocho concejales que forman parte del consejo de administración, a excepción de la edil Mari Carmen Carmona de Ciudadanos.

Dos pactos de gobierno y otro de estabilidad política en Mijas en una misma legislatura

Aunque el perito no ha aportado aún documentación que acredite todo esto, algunos de los concejales afectados aseguran haber visto parte de sus conversaciones privadas guardadas en esas carpetas a modo de prueba. Es por ello que el máximo responsable del Ayuntamiento, Juan Carlos Maldonado, que rompió su silencio este viernes tras varios días sin ofrecer declaraciones sobre lo ocurrido, desconfía de esta investigación hasta el punto de considerar que podría tratarse de una “estafa”, por lo que solicitó que se paralizara. Una reacción que no ha estado exenta de críticas y que ha sorprendido a los concejales de la oposición dada la gravedad de los hechos expuestos, que insistieron en continuar con la auditoría mientras que el Partido Popular fue el primero en llevar las pesquisas ante la Fiscalía Anticorrupción para denunciar los hechos.

La alarma por las presuntas grabaciones, que también habría afectado a funcionarios, y el incierto destino de esa información llegó incluso hasta el área de gestión económica. El tesorero municipal paralizó durante el pasado jueves todos los pagos del Ayuntamiento y solicitó al alcalde que de manera “urgente” se apagaran todos los ordenadores para comprobar si estos también habían sido infectados o no por el virus espía así como que se investigara la existencia de posibles micrófonos o cámaras en estas mismas dependencias.

Está previsto que este lunes el perito entregue el informe preliminar con los primeros hallazgos de la investigación. Tanto PSOE como CSSP no descartan, informe en mano, tomar las medidas legales oportunas. Lo que está claro es que es toda esta vorágine supone un gran punto de inflexión en la gestión y en la vida política del municipio, donde reina la desconfianza entre los distintos grupos municipales y donde parece más que difícil un nuevo pacto con Ciudadanos, a quien no le quedan partidos con el que pactar.

A lo largo de este mandato se han firmado dos pactos de gobierno y un acuerdo de estabilidad política que ya es papel mojado. El inicio de la legislatura estuvo marcado por el inesperado pacto de gobierno entre PP y Ciudadanos pese a los continuos desencuentros entre los líderes de ambas formaciones. No tardarían en llegar los resultados de las primeras auditorías, la pérdida de confianza entre sus socios y el acuerdo acabó por romperse poco después. Los cinco concejales de la formación naranja gobernaron en solitario un municipio de más de 80.000 habitantes varios meses hasta que se firmó el nuevo pacto con el PSOE, con entonces Fuensanta Lima al frente del partido. Pero tras dos años y medio de cogobierno, el acuerdo volvió a resquebrajarse. Entre tanto, Ciudadanos, PSOE y CSSP firmaron un acuerdo para garantizar la estabilidad política hasta el final de la legislatura que tampoco llegó a completarse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios