Málaga Costa

La proliferación de pintadas en Rincón obliga a instalar cámaras

  • El equipo de gobierno pretende identificar a los autores de actos vandálicos como en la Casa Fuerte Bezmiliana

Las hay pasionales, de desamor, dedicadas a su abuela, con fechas y con firmas. Los corazones por supuesto. No faltan las frases estúpidas e hirientes, los insultos y los recurrentes dibujos groseros. Pintadas que ofenden a la vista y que suponen un ultraje al patrimonio histórico cultural de Rincón de la Victoria. Porque si en cualquier espacio público estos seudo grafitis -porque no pueden considerarse como parte de este arte urbano - son dañinos aún más en un Bien de Interés Cultural (BIC) como es la Casa Fuerte Bezmiliana de Rincón de la Victoria.

El aspecto que presenta sus fachada trasera y lateral es deplorable. Poco espacio queda de muro como lienzo. Y el problema es que es difícil precisar cuántos años llevan estas pintadas que todos pueden contemplar cuando acuden a cualquiera de las exposiciones que todos los meses sostienen sus salas o a algún acto municipal como puede ser el pregón de la Feria de la Tapa o el de la Fiesta de Verdiales de Benagalbón.

Las cámaras estarán conectadas a la Policía Local y funcionarán las 24 horas

Afortunadamente, el actual equipo de gobierno (PP-PA) ya ha decidido poner freno a las pintadas en este monumento y hace dos meses entregó a la delegación territorial de Cultura el proyecto de intervención. Dado que es un Bien de Interés Cultural requiere de la autorización de la Junta de Andalucía para eliminarlas o para cualquier otra actuación que se quiera acometer.

"Me da vergüenza cada vez que vengo a un acto. Personalmente me duele mucho el estado en el que se encuentra el edificio más emblemático y visitado de Rincón de la Victoria junto a la Cueva del Tesoro", se sinceró el concejal de Cultura, Antonio José Martín (PP), quien explicó que el proyecto de intervención lo ha realizado una empresa especializada que cumple con todos los requisitos técnicos establecidos por la administración autonómica y que ya actuó hace años en este inmueble protegido. La gracia le costará al Ayuntamiento de Rincón de la Victoria aproximadamente 25.000 euros del Presupuesto municipal.

Pero además, el alcalde, Francisco Salado (PP) adelantó que "para evitar que los desalmados pinten uno de nuestros monumentos más emblemáticos, vamos a colocar una serie de cámaras en el perímetro". Éstas estarán conectadas con la Policía Local y grabarán las 24 horas del día, de forma que, en caso de que alguien se atreva a volver a pintar los muros de este edificio histórico, pueda ser identificado a través de estas cámaras de seguridad. "Esto nos permitirá localizarlos y que caiga el peso de la Ley sobre ellos. Podremos sancionarlos porque lo cierto es que en las ordenanzas se contempla. El problema es que no hay forma de saber quiénes son", explicó el regidor.

Pero no son las únicas cámaras de seguridad que se instalarán en el municipio. Salado avanzó que va a ver una primera fase con el objetivo de acabar con las pintadas y actos vandálicos que se produce en el mobiliario urbano. Éstas se extienden sobre los parques infantiles, farolas, contenedores, bancos e incluso en el muro y en los túneles de El Cantal-

El alcalde de Rincón de la Victoria ya tiene sobre su mesa el presupuesto de una empresa que podría instalarlas con conexión con la Policía Local. En principio, los espacios públicos seleccionados sería el entorno de la Cueva del Tesoro donde también proliferan las pintadas; la zona de Las Pedrizas donde es habitual el botellón; y las plazas céntricas de Al Ándalus donde se encuentra el Ayuntamiento y la de la Constitución. Después, se ampliarán a otras zonas según aseguró el regidor que está dispuesto a iniciar una cruzada contra el vandalismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios