Urbanismo

El Ayuntamiento de Marbella elaborará el nuevo PGOU

  • El Consistorio decide asumir de forma directa el nuevo Plan General de Ordenación Urbanística y renuncia a contratar a una empresa externa después de los problemas con la licitación que se inició a primeros de año

Vista de Marbella en una imagen de archivo Vista de Marbella en una imagen de archivo

Vista de Marbella en una imagen de archivo / M. H.

El Ayuntamiento de Marbella asumirá finalmente de manera directa la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). De esta manera, el equipo de gobierno renuncia a contratar a una empresa externa después de que el pasado mes de julio el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales suspendiera el proceso tras admitir los recursos presentados por los dos estudios de arquitectura que perdieron la licitación contra la empresa sevillana adjudicataria del proyecto. De ello se encargará un equipo multidisciplinar formado por 12 personas que trabajará durante los próximos tres años, según anunció ayer la alcaldesa, Ángeles Muñoz, quien aseguró que la decisión del Tribunal suponía iniciar desde el principio un nuevo concurso público, por lo que para evitar “más dilaciones” en el procedimiento y tras “dos meses de intenso trabajo y de estudiar la situación técnicamente” se ha determinado que finalmente sea el Ayuntamiento quien elabore el documento de forma directa.

Un Tribunal anuló en julio su adjudicación del plan tras los recursos presentados

“El objetivo es disponer de los mejores de la casa, que han hecho un gran trabajo en esta materia y coordinarán al equipo, y de los mejores de los colegios de arquitectos, ingenieros y abogados”, manifestó la regidora, que prevé que la aprobación definitiva del documento se haga antes de que finalice el actual mandato en mayo de 2023. No obstante, el equipo de gobierno espera contar con un avance del plan a finales de este año. “Era importante dar un paso al frente para que la ciudad cuente con un planeamiento adaptado a la legislación, a las necesidades y a la situación actual en el plazo que nos marcamos”, agregó.

En cuanto al equipo multidisciplinar, este estará formado por dos juristas, dos arquitectos, un técnico especialista en movilidad, otro en obras e infraestructuras públicas, otro en aspectos económicos del plan, dos más en sistema de información geográfica, un informático experto en base de datos, un administrativo y un auxiliar.

De forma paralela, se licitará la elaboración de otros dos documentos de forma externa. Se trata de la evaluación ambiental estratégica y del catálogo de bienes protegidos del término municipal, complementarios al nuevo Plan General.

Por último, avanzó que el servicio de la delegación de Ordenación del Territorio se reforzará con la contratación de dos técnicos de la administración general, cuatro arquitectos y cuatro administrativos y auxiliares procedentes de las bolsas de empleo municipales.

La redacción del nuevo plan urbanístico de la ciudad fue otorgado a la empresa sevillana Buró4. Sin embargo, los otros dos despachos que optaron al contrato, el estudio de arquitectura Territorio y Ciudad que dirige Manuel González Fustegueras, autor del PGOU de Marbella de 2010, y el estudio madrileño Exquiaga Arquitectura, Sociedad y Territorio, presentaron recursos que finalmente fueron admitidos.

Entre otros motivos, la anulación del proceso se basaba en argumentos como la ampliación del plazo de presentación de las ofertas en una semana apenas unas horas antes de su finalización o irregularidades detectadas en la conformación del comité de expertos, entre otros. Tras esta situación, la concejal de Urbanismo, Francisca Caracuel, anunció que el Ayuntamiento volvería a sacar a licitación la redacción del documento, decisión que finalmente ha sido rectificada para asumir directamente la elaboración del plan.

El Ayuntamiento de Marbella licitó el pasado mes de enero la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por un presupuesto inicial de 2,4 millones de euros y un plazo de tres años y medio, por lo que previsiblemente la aprobación definitiva del planeamiento estaría lista para el año 2023, fecha que la alcaldesa mantiene pese a los últimos cambios. Fue en noviembre de 2015 cuando el Tribunal Supremo anuló la revisión del PGOU de Marbella de 2010, entre otros motivos, por no cumplir las normas de evaluación de los efectos medioambientales y la ausencia de un informe de sostenibilidad económica, lo que motivó que el municipio tuviera que recuperar el Plan del año 1986.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios