Marbella

Dani García cocinará a 1.200 metros altura en Marbella para apoyar a enfermos piel de mariposa

  • El chef subirá al Pico de la Concha, junto con bomberos de esta localidad y miembros de la asociación Debra

El cocinero marbellí Dani García confinado en su hogar, en abril de este año. El cocinero marbellí Dani García confinado en su hogar, en abril de este año.

El cocinero marbellí Dani García confinado en su hogar, en abril de este año. / M. H. (Marbella)

El chef Dani García cocinará este jueves a más de 1.200 metros de altura en Marbella para concienciar sobre la piel de mariposa, una enfermedad rara e incurable que afecta a medio millar de personas en España y que se caracteriza por la extrema fragilidad de la piel de quienes la padecen.

Los participantes en esta iniciativa de la asociación Debra Piel de Mariposa, en colaboración con el cuerpo de bomberos de Marbella, subirán al Pico de la Concha, donde el cocinero elaborará un menú que evocará al mar de su ciudad natal, según han informado los organizadores en un comunicado.

El chef con tres Estrellas Michelin saldrá a partir de las 9:00 horas desde el Parque de Bomberos de Marbella junto con algunos representantes de este colectivo y de la asociación Debra, que se calcula que coronarán la cima a mediodía.

Allí, justo al lado del Banco Solidario Piel de Mariposa que instalaron en 2016 los bomberos a favor de esta causa, cocinará el chef.

"Me importa la gente de aquí y las cosas que pasan aquí", ha señalado Dani García, que ha asegurado que no se lo piensa dos veces si puede ayudar a una organización como Debra Piel de Mariposa, que está "duramente afectada" por la crisis de la covid-19.

Debra Piel de Mariposa es una entidad sin ánimo de lucro que fue fundada en 1993 por los padres de un niño con epidermólisis bullosa -como se denomina científicamente- o piel de mariposa, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las familias con esta enfermedad a nivel nacional.

La enfermedad se caracteriza por la formación de heridas y ampollas producidas por el más mínimo roce, al carecer de distintas proteínas que hacen que la piel se pegue correctamente al cuerpo, por lo que las personas que la padecen se ven obligadas a vendar su cuerpo diariamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios