Marbella

Inician las obras que convertirán la antigua sede de Urbanismo de Marbella en un centro de salud

  • La actuación cuenta con un presupuesto de 1,9 millones y un plazo de ejecución de 12 meses

La presentación del inicio de las obras del futuro centro de salud de la avenida Ricardo Soriano.

La presentación del inicio de las obras del futuro centro de salud de la avenida Ricardo Soriano. / M. H. (Marbella)

La Junta de Andalucía ha iniciado las obras para la reforma integral de la antigua sede de Urbanismo de Marbella en la etapa del Grupo Independiente Liberal (GIL), ubicada en la avenida Ricardo Soriano, una actuación que tiene por objeto reconvertir el espacio en un centro de salud de Atención Primaria con un presupuesto de 1,9 millones y un plazo de ejecución de 12 meses, según ha avanzado este jueves la alcaldesa, Ángeles Muñoz.

Así lo ha destacado la regidora en una visita que ha realizado al futuro centro de salud, donde ha estado acompañada por el delegado de Salud de la Junta en Málaga, Carlos Bautista, y la presidenta de la Asociación de Vecinos El Calvario- Huerta Belón, Maribel Notario.

El futuro centro de salud contará con una superficie construida de 1.928,65 metros cuadrados, y estará dotado de 24 consultas, 10 salas de espera, Obstetricia, Pediatría, Fisioterapia, Diagnóstico por imagen, Rehabilitación, un aula de docencia, una biblioteca, una sala de reuniones y un punto de atención ciudadana. 

Durante su intervención, Muñoz ha detallado que gracias a un “convenio de colaboración” alcanzado entre el Ayuntamiento y la Consejería de Salud, el Consistorio “va a aportar con fondos propios 1,9 millones de euros, que es lo que cuesta la obra de remodelación”, mientras que por parte de la Junta “el compromiso es dotar al centro de salud de personal”. 

Además, ha apuntado que “gracias a un convenio de distribución con el resto de los centros de salud, habrá también una mejora del espacio tanto en Leganitos como en Las Albarizas”.

La alcaldesa ha destacado el “procedimiento administrativo” llevado a cabo para poder reformar el local de cara a implantar un futuro centro de salud en el centro de Marbella, recordando que “en el edificio estaba la sede de Urbanismo del equipo de gobierno del GIL, y por lo tanto, era muy significativo que se recuperara para Marbella”.

En este sentido, la regidora ha indicado que cuando tomó el bastón de mando en el año 2007, la deuda heredada por Gil era “ingente” y el Ayuntamiento “no tenía capacidad para poder devolver a las administraciones, a los pequeños y medianos empresarios o a los bancos” todo el adeudo que había dejado el anterior equipo de gobierno.

Por ello, ha recordado que en una negociación que mantuvieron el Consistorio y la Junta de Andalucía para devolver los 100 millones que la Administración autonómica dio la gestora tras la disolución del Ayuntamiento y su intervención por parte del Estado, el Ayuntamiento “se desprendió de inmuebles” para hacer frente a una deuda de 14 millones de euros, entre los que se encontraba la antigua sede de Urbanismo. 

Según la primera edil, el edificio “se valoró en torno a unos 6 millones de euros", pasando a “ser patrimonio de la Junta de Andalucía”, a la cual la propia Muñoz solicito "que lo cediera al Ayuntamiento de Marbella para hacerlo un equipamiento, ya que no se había invertido durante los 15 años del gobierno del Gil" en la ciudad.

La regidora ha indicado que el Consistorio intentó “llegar a un acuerdo para que el edificio no se subastará y no pasar a manos privadas y que pudiera ser un equipamiento”, lamentando que “desde el año 2009 en el que se hizo la tramitación de la cesión del edificio hasta el año 2019, que entró Juanma Moreno de presidente, estuve luchando una y otra vez para que no se vendiera”. 

En este punto, ha señalado que durante los mandatos socialistas en la Junta de Andalucía el inmueble se llegó a subastar en dos ocasiones, quedando “desiertas”, al tiempo que ha recordado el “compromiso” que adoptó Moreno en 2018 de destinar el edifico a equipamiento sanitario si accedía a presidir el Parlamento andaluz, así como la recogida de firmas por parte de los vecinos.

Por su parte, el delegado de Salud de la Junta en Málaga, Carlos Bautista, ha declarado que la Junta de Andalucía dotará al futuro centro de “equipamientos y redistribución de plazas y cupos en función de dónde viva la población”, así como contará con “tecnología”, por lo que ha celebrado que el espacio solventará los problemas que registra la ciudad en el ámbito sanitario. 

Bautista ha avanzado además que el centro de salud de Ricardo Soriano se inaugurará de manera paralela a la ampliación del hospital Costa del Sol, destacando que “Marbella va a tener y en muy poco tiempo esas dotaciones sanitarias que tendría que haber tenido hace muchos años”.

El director de obra pública de la empresa adjudicataria de las obras, Bilba, José Soler, ha indicado que la actuación consistirá en “la reforma integral del edificio, que está a tres niveles”, contemplando “la demolición integral de falsos techos o las mamparas para dejarlo en bruto”, así como la adecuación del inmueble “al nuevo centro de salud”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios