Marbella

Satse critica el "abandono" de la Junta a la Agencia Sanitaria Costa del Sol ante los brotes de coronavirus

Personas con mascarilla en el centro de Málaga. Personas con mascarilla en el centro de Málaga.

Personas con mascarilla en el centro de Málaga. / Javier Albiñana

El Sindicato de Enfermería-Satse ha criticado este martes el "abandono" de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a la Costa del Sol occidental ante los brotes de coronavirus registrados en este distrito sanitario y teniendo en cuenta el número de personas que hacen uso de los servicios de la Agencia Sanitaria Costa del Sol (ASCS), formada por tres centros de trabajo, el Hospital Costa del Sol de Marbella, el Hospital de Alta Resolución de Benalmádena y el Centro de Alta Resolución de Especialidades de Mijas.

Según el sindicato, dicha Agencia Sanitaria atiende a los residentes de la costa occidental, lo que supone casi medio millón de habitantes, un número que "se duplica e incluso triplica en determinadas épocas, como consecuencia de las segundas residencias, población flotante y periodos vacacionales".

"A pesar de ser los únicos centros hospitalarios públicos existentes de la Costa del Sol occidental, la Junta de Andalucía abandona a su suerte a sus profesionales y a dicha población, los cuales tienen que sufrir la permanente escasez de camas, saturación de los servicios de urgencias, las deficiencias en la cartera de servicios, teniendo que desplazarse, en muchos casos, más de 50 kilómetros a la capital", han expuesto en un comunicado.

Desde la Junta de Andalucía se han remitido a los planes de contingencia que no se tuvieron que llevar a cabo "ni siquiera en el peor momento de la pandemia", de manera que la Consejería de Salud y Familias "garantiza que la provincia está preparada ante el incremento de contagios".

En este sentido, han recordado que existe un equipo "de más de 1.400 profesionales para el rastreo de casos y brotes". "La incidencia hospitalaria es nula o mínima por lo que apenas hay repercusión clínica", han añadido fuentes del Gobierno andaluz a Europa Press.

También han precisado que el SAS contrata, a través de su bolsa de empleo desde el 1 de julio y hasta el 31 de octubre en expectativa de posibles rebrotes o nueva oleada, a 3.209 profesionales para desarrollar su labor en los hospitales y centros de salud en esta nueva fase de la pandemia por COVID-19, principalmente en los dobles circuitos de atención sanitaria establecidos en este momento. De ellos, 1.073 en Málaga.

Según la Junta, dentro del Plan Verano del SAS se contratarán durante este periodo en Málaga a 3.881 profesionales. La media de los contratos es de dos meses.

Obras e instalaciones sin avances

El Sindicato de Enfermería también se ha referido a las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol, que se iniciaron en el año 2008 "y que llevan más de una década paralizadas tras un cruce de pleitos entre la ASCS, Ayuntamiento y empresa adjudicataria".

"Hace ya más de un año que la Junta de Andalucía anunció a bombo y platillo que había conseguido rescatar las instalaciones e indemnizar a la empresa constructora, para así poder retomar las obras y adecuarlas a las necesidades actuales de la población. A pesar de ello, a día de hoy no se ha vuelto a mover una sola piedra", han lamentado.

Del mismo modo, han aludido desde la central sindical a que han pasado dos años desde el fin de las obras de construcción del Hospital de Estepona, "el cual serviría para aliviar la saturación del Hospital Costa del Sol y acercar la atención sanitaria especializada a la población próxima a dicho hospital" y cuya apertura consideran urgente.

Sin embargo, hasta la fecha el centro no ha sido recepcionado por la Junta de Andalucía, "e incluso están en disputa entre el Consistorio y la Junta, para determinar quién debe acometer las mejoras de las deficiencias de construcción encontradas, a pesar de que ambas administraciones, tanto local como autonómica, pertenecen al mismo color político", según Satse.

El Sindicato de Enfermería-Satse también reprocha que desde su apertura hace más de 13 años el Hospital de Alta Resolución de Benalmádena "siga infradotado de personal y que sus instalaciones están siendo infrautilizadas". Incluso, han apuntado que hay "un 30 por ciento de espacio sin explotar y acondicionar" en dicho centro.

Todo ello mientras el Hospital Costa del Sol marbellí "continúa saturado, con unas urgencias que se han quedado pequeñas, con un número de camas de hospitalización insuficientes para atender las necesidades asistenciales habituales de su población de referencia.

En definitiva, desde Satse han reiterado ese "abandono y falta de dotación presupuestaria para mejorar la atención sanitaria de la Costa del Sol occidental, así como la falta de previsión, ya que no se ha realizado ninguna actividad para mejorar las infraestructuras sanitarias teniendo unas obras de ampliación paralizadas más de diez años, un Hospital en Estepona dos años cerrado y un Hospital en Benalmádena abierto desde hace 13 años con un tercio de sus espacios inutilizados".

Plan de respuesta

El Ministerio de Sanidad, han recordado desde Satse, trasladó a las comunidades autónomas el protocolo de 'Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19' con fecha de 13 de julio para que hicieran las aportaciones que considerasen y tras reunirse en el Consejo Interterritorial el pasado 16 de julio se aprobó un documento definitivo que finalmente fue publicado el pasado 27 de julio.

El objetivo general de este plan de respuesta temprana es doble: por un lado, reducir el impacto de la pandemia de COVID-19, limitando la circulación del SARS-CoV-2 mediante el fortalecimiento de los pilares que sustentan unas intervenciones oportunas y eficaces; y por otro, preparar las capacidades de España frente a un incremento de la transmisión que, llegado el caso, pueda derivar en una segunda oleada de transmisión del virus.

En este punto se indica que se debe disponer o tener acceso o capacidad de instalar en un plazo máximo de cinco días de 1,5-2 camas de cuidados críticos por cada 10.000 habitantes y de 37-40 camas para enfermos agudos por cada 10.000 habitantes, "por lo que la Agencia Sanitaria Costa del Sol debería de tener capacidad para instalar en dicho plazo entre 61 y 82 camas de UCI, cuando en la actualidad tan solo cuenta con 15 camas de UCI en el Hospital Costa del Sol de Marbella, a las que se les podría sumar seis camas UCI del Hospital QuironSalud de Marbella y cinco camas UCI del Hospital Hospiten de Estepona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios