Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Meteorología El tiempo para el puente de diciembre en Málaga: estos son los días en los que puede llover

Marbella

El promotor del hotel W de Marbella prevé subsanar los errores del proyecto antes de finalizar el año

Una infografía del futuro hotel W de Marbella.

Una infografía del futuro hotel W de Marbella. / M. H. (Marbella)

El promotor del hotel de lujo W de Marbella prevé culminar la subsanación de errores del documento urbanístico que ordenará la parcela antes de que termine el año, entre los que se encuentra la justificación de no construir vivienda protegida en el sector en base al tamaño de los inmuebles, donde se planea la construcción de un cinco estrellas y casas de lujo, según destacó el socio de Platinum Estates en España, Juan Luis Segalerva.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó el pasado 10 de noviembre una orden de la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda por la que se suspende la aprobación de la modificación de elementos del Plan General de Ordenación Urbana de Marbella (PGOU) de 1986 del sector URP-AL-6 Las Dunas Club, presentada por el Ayuntamiento, y que es precisamente donde se proyecta el desarrollo del resort turístico.

La orden establece la subsanación de varios errores de la modificación de elementos del PGOU, tras obtener ésta el informe negativo del Consejo Consultivo, que es perceptivo y vinculante.  En este aspecto se afana el promotor del proyecto, que asegura que ya tiene redactado un “borrador” que presentará al Consistorio el lunes, 20 de noviembre, con el que trabaja “conjuntamente”, y que prevé mantener “reuniones” la próxima semana para “consensuar” el documento, por lo que descarta acudir a la vía judicial.

De esta forma, ha indicado que la Consejería pide “5 modificaciones”, entre las que se encuentra reflejar en el documento técnico relativo a las “cargas externas rehabilitar la duna” que hay al sur del sector. “En mi proyecto estaba como un compromiso, pero no firmado ante la Junta como una condición”, ha señalado Segalerva, quien ha incidido en que “lo iba a hacer de todas maneras” al “conceptuarse el resort como tener una playa de Cádiz sin viento en Marbella”.

Otro de los principales escollos es que la compañía tiene que justificar expresamente la excepcionalidad que le permita eximir la reserva del 30% de la edificabilidad residencial para vivienda protegida, para lo que propone “compensar al Ayuntamiento económicamente para que se haga en otra parte”, algo que “está dentro de la ley”, ha indicado.

El empresario ha incidido en que el proyecto del W cuenta con las características para ello, como que “la densidad sea menor de 15 viviendas por hectárea, y yo estoy en 13”, ya que según ha explicado este criterio “reglamenta la VPO” y “si fuera superior a las 15, según la LOUA no podría pedir compensar y ponerla en otro sitio”.

El informe del Consejo Consultivo indica que el proyecto cuenta con un mínimo de 14.000 metros cuadrados de techo edificable para uso hotelero, pero no existe un límite máximo, por lo que la posibilidad del promotor de incrementar éste, hace disminuir correlativamente el residencial. Ello podría suponer que “si hago un hotel muy grande y quiero meter esas 207 viviendas en el resto del suelo, tengo una densidad donde incumplo las condiciones para situar las VPO en otro ámbito”, ha apuntado.

La justificación que presentará la empresa es que “sea cual sea el tamaño del hotel, las viviendas nunca van a tener menos de 152 metros cuadrados útiles” y “poniéndonos esa autolimitación, ya no existe la posibilidad de que haciendo el hotel más grande, se comprima la densidad en la parte residencial y hagamos un número de viviendas pequeñas, que ya me obligaría a hacer VPO dentro del sector”.

Por otro lado, la empresa tiene que “dar 3.000 metros más de zonas verdes” en base a “un error de cálculo” sobre las mediciones de “deslinde de la línea marítimo terrestre y con Carreteras”, un aspecto que “no es significativo en 170.000 metros y tampoco varía nada el proyecto”. Además, debe de corregir “la alineación del carril lateral -de acceso- con la linde de nuestro terreno”, así como especificar la manera de compensar el “déficit de aprovechamiento” del terreno al estar una franja adyacente a la playa que constituye el dominio público marítimo terrestre, lo que “reduce la edificabilidad en 6.000 metros”, y que debe negociar con el Ayuntamiento de Marbella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios