Mijas

Reviven las caleras de la Sierra de Mijas

  • El colectivo ‘Enhareta’ organiza una jornada pedagógica sobre el antiguo oficio para la extracción de cal

  • La actividad cuenta con una reproducción del proceso productivo

Un voluntario prendiendo la calera de Cuesta Borrego, en Mijas.

Un voluntario prendiendo la calera de Cuesta Borrego, en Mijas. / Mijas Comunicación (Mijas)

El colectivo etnológico ‘Enhareta’ ha apostado por revivir el antiguo oficio para la extracción de la cal de la sierra mijeña a través de las caleras, una especie de hornos fabricados a base de piedras utilizados durante siglos para obtener el material, según ha destacado el antropólogo Juan Porras, miembro de la agrupación local.

Para ello, durante este fin de semana se desarrollará una actividad para poner en valor el patrimonio histórico de la localidad con el encendido de una de estas caleras después de treinta años en Cuesta Borrego, y que podrán visitar los curiosos que quieran experimentar en primera persona esta “cultura del trabajo”.

El objetivo de la actividad pedagógica es “vivir nuestra cultura, activarla, mantenerla” y poner en valor “la identidad mijeña local y comarcal”, ha explicado Porras, destacando que la recuperación de esta estructura supone “una lectura local de formas de trabajo tradicional” relativa al “estudio del proceso de la cal haciéndola”.

Vista de la calera prendida. Vista de la calera prendida.

Vista de la calera prendida. / Mijas Comunicación (Mijas)

Así, una treintena de voluntarios encendió el “horno con piedras calizas” en la mañana del pasado viernes en una actividad que se prolongará hasta la tarde de mañana domingo, tiempo que dura el proceso para convertir estos elementos en cal, a la que puede darse varios usos para “la obra o encalar y blanquear” paredes al poseer “un poder desinfectante”.

Según ha detallado, por “los campos y las sierras del municipio hay repartidos más de un centenar de hornos de calera”, de los cuales ha lamentado que “no están protegidas” y “deberían de estar catalogados como elementos del patrimonio cultural mijeño y andaluz”.

Son los restos visibles de un oficio tan mijeño como es el de calero”, que se desarrolló en el municipio durante “varios siglos atrás”, especificando que el colectivo está descubriendo a través del análisis de documentación e “informantes vivos” del sector que “Mijas ha sido históricamente una potencia a nivel de la comarca en la producción y distribución de cal”.

Para su activación, ha explicado que se inició con el “prendido”, aunque el colectivo lleva varios meses “juntando leña y broza de monte”, así como su traslado. Mientras, las piedras han sido extraídas de “Arroyo Blanco, en Valtocado y otras partes de las laderas de la Sierra de Mijas”.

Vista de un grupo de voluntarios participantes en la actividad. Vista de un grupo de voluntarios participantes en la actividad.

Vista de un grupo de voluntarios participantes en la actividad. / Mijas Comunicación (Mijas)

La cocción de la calera -que es de “pequeñas dimensiones, de alrededor de 400 arrobas”-, se inició el pasado viernes, y se mantendrá “en constante alimentación de combustible vegetal” hasta mañana domingo, que empezarán a “quemar las piedras” hasta que estén “cocidas” en la tarde para que “la cal no quede cruda”. Tras el enfriamiento del material, Porras ha señalado que la próxima semana habrá otra jornada de trabajo para repartir una parte entre los voluntarios .

El proyecto se inició hace un año partiendo de “nuestra proyección de trabajo etnológico” y “viendo que la gente que ha trabajado activamente en la profesión en décadas pasadas ya va desapareciendo y hay poco estudiado de la forma mijeña de hacer las caleras”, que se persigue “no desapegarnos de la tierra”.

Por su parte, la concejala de Patrimonio histórico de Mijas, Laura Moreno, ha señalado que el Ayuntamiento ha colaborado en el proyecto en el apartado logístico con el “envió de un camión de piedras” hace un año y “en estos últimos meses 5 camiones de material combustible para la calera”, siendo un trabajo que consideró como laborioso al estar “en un talud de una zona boscosa” .

Sobre estas estructuras, la edil ha detallado que “antiguamente eran las mujeres las que encalaban las paredes del municipio”, siendo famoso Mijas por ser un “pueblo blanco porque todo el mundo encalaba las fachadas”, recordando que en la calle Cantera “había una casa que vendía la cal”.

El alcalde, Josele González (4º I.), visita la actividad. El alcalde, Josele González (4º I.), visita la actividad.

El alcalde, Josele González (4º I.), visita la actividad. / M. H. (Mijas)

Para la reactivación del horno, que “lo que hace es deshidratar la piedra y lo que queda es la cal”, ha indicado que se ha “reconstruido” con el revestimiento exterior de piedras, rellenado y dejado un hueco para la leña, así como se ha desbrozado la zona, donde ha habido “guardias” las 72 horas que estará prendida.

Moreno ha destacado la importancia de poner en valor el patrimonio de la localidad con esta actividad,, con al que se pretende "recuperar la historia" y generar "un atractivo para posibles visitas".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios