Mundo

Enfrentamientos y detenciones en otra jornada violenta en Hong Kong

  • La Policía amenaza con fuego real a los cientos de estudiantes que ocupan el campus de la Politécnica.

  • El Tribunal Superior de la ciudad declara la ley que prohíbe las máscaras inconstitucional.

Agentes antidisturbios tratan de dispersar a los manifestantes en Hong Kong. Agentes antidisturbios tratan de dispersar a los manifestantes en Hong Kong.

Agentes antidisturbios tratan de dispersar a los manifestantes en Hong Kong. / Miguel Candela (Efe)

Los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes en el campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong continuaron este lunes, cuando se registraron nuevos episodios de violencia y más detenciones, que suman 150 desde el fin de semana.

La operación de la Policía para detener a los manifestantes encerrados allí -se cree que cientos- sigue abierta y no se descarta el uso de fuego real si no se rinden, ha indicado un portavoz del cuerpo.

Agentes antidisturbios entraron en el campus desde primera hora de este lunes y detuvieron a varios jóvenes que se habían atrincherado en el complejo, pero después lanzaron gas lacrimógeno contra otros grupos que trataban de salir, obligándolos a volver dentro.

Los agentes, supuestamente pertenecientes al cuerpo de élite conocido como Raptors, fueron recibidos con cócteles molotov, que causaron un gran fuego en la zona donde los manifestantes habían erigido barricadas, lo que provocó la intervención de los bomberos. Durante toda la jornada, la Policía ha pedido reiteradamente a los manifestantes que se rindiesen y saliesen "pacíficamente".

La Policía ha informado del arresto de 154 personas en la zona durante el pasado fin de semana, a los que se acusa de asamblea ilegal así como de provocar incendios y disturbios.

Pero aún quedaban cientos de atrapados dentro del campus, ha indicado este lunes el presidente de la Asociación de Estudiantes de la Politécnica, Derek Liu: "Algunos estudiantes y manifestantes se han visto obligados a entrar, y están atrapados ahí", ha asegurado. Según la asociación, "hay entre 500 y 600 personas atrapadas dentro del campus", un 60% de ellos estudiantes del centro.

"Lamentamos mucho que la Policía haya emprendido toda esta operación. No queremos ver otro 4 de junio (en referencia a la Matanza de Tiananmen) en Hong Kong", ha agregado Liu.

Owan Li, otro representante estudiantil, ha declarado a la prensa local que hay al menos tres estudiantes con lesiones oculares y 40 con hipotermia dentro del campus. La Policía, que desde el domingo prohíbe a cualquier persona entrar en la Politécnica, permitió que unos diez paramédicos ingresaran en el centro educativo para tratar a los heridos.

Por su parte, el presidente de la universidad, Teng Jinguang, ha instado a los manifestantes a que se entreguen a la Policía que, según ha dicho, "no usará la fuerza si salen de forma ordenada".

No obstante, la mayoría de las escenas que se han podido ver desde la noche del domingo son enfrentamientos que incluyeron, por parte de los manifestantes, el lanzamiento de flechas, paraguas, bolas de metal y ladrillos contra los agentes.

Además, provocaron explosiones cerca del túnel Cross-Harbor, que une la zona continental de Kowloon con la isla de Hong Kong y aledaño a esta universidad, al usar material inflamable que podría proceder de los laboratorios de la universidad. Un vehículo policial que fue atacado acabó envuelto en llamas.

Por su parte, la Policía ha confirmado que un agente disparó fuego real hasta en tres ocasiones después de que una "banda de alborotadores" les agrediese tras detener a una joven de 20 años, a quien ayudaron a fugarse.

Entretanto, el portavoz de la Cancillería china Geng Shuang ha declarado que "nadie debería subestimar la voluntad de China para salvaguardar su soberanía y la estabilidad de Hong Kong", y que lo que sucede allí es "violencia criminal contra civiles". "Lo que la Policía está haciendo es proteger la vida de los ciudadanos, garantizar su seguridad y mantener el orden", ha agregado.

Mientras, el Tribunal Superior de Justicia de Hong Kong ha determinado este lunes que la ley impulsada por el Gobierno para prohibir las máscaras en las protestas que afectan a la ciudad desde junio va en contra de la Ley Básica, la carta magna de esta ciudad semiautónoma.

Un grupo de 25 políticos prodemócratas presentaron un recurso contra la ley -que entró en vigor el 5 de octubre- al considerar que el Gobierno había ido demasiado lejos y que estaba socavando libertades fundamentales.

Sin embargo, el fallo reconoce que la Policía tiene derecho a pedir a una persona que se identifique, por lo que pedirle que retire su máscara para comprobar si los documentos entregados son veraces es algo implícito en el proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios