Cultura

Antonio Banderas se incorpora a la 'Passio Christi' de Marco Frisina

  • El actor ejercerá de narrador en el estreno mundial de la pieza, el 27 y 28 de abril el Cervantes con la Orquesta Filarmónica de Málaga, la Coral Cármina Nova y la Escolanía del Escorial

El sacerdote y compositor Marco Frisina, junto a la concejal de Cultura de Málaga, Gemma del Corral, ayer, en la presentación. El sacerdote y compositor Marco Frisina, junto a la concejal de Cultura de Málaga, Gemma del Corral, ayer, en la presentación.

El sacerdote y compositor Marco Frisina, junto a la concejal de Cultura de Málaga, Gemma del Corral, ayer, en la presentación. / M.H.

El compositor italiano, director del Coro de la Diócesis de Roma y maestro de Capilla del Vaticano, monseñor Marco Frisina, ha elegido Málaga para el estreno mundial en forma de oratorio Passio Christi, una ópera cantada en varios idiomas que contará con la participación del actor Antonio Banderas como narrador (una incorporación en la que se ha venido trabajando en los últimos meses y que ayer quedó definitivamente confirmada), la Orquesta Filarmónica de Málaga, la Coral Cármina Nova, la Escolanía del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y 80 niños cantores de la provincia. El Teatro Cervantes acogerá la obra los días 27 y 28 de abril.

El proyecto es el resultado del trabajo de un año y surgió a raiz de las visitas del Monseñor a Málaga, donde comprobó cómo viven los malagueños la Semana Santa, lo que le inspiró a crear esta obra, según explicó ayer la concejala de Cultura de la ciudad, Gemma del Corral, junto a Frisina en la presentación de la ópera.

La Virgen María es la coprotagonista y a ella se le dedican momentos intensosLa ópera se divide entre el esenario y un coro angelical que responde desde arriba

La obra ya estaba casi terminada cuando Frisina decidió estrenarla aquí, porque desde que conoce a Andalucía se ha dado cuenta de que el pueblo andaluzposee una "sensibilidad especial" ante el sufrimiento humano, como el que padece Cristo durante su Pasión, Muerte y Resurrección, detalló el compositor.

El oratorio contará con la soprano napolitana Maria Grazia Schiavo, una de las grandes voces habituales de la Scala de Milán que interpretará a María Magdalena. A ella se unen otros artistas como Damián del Castillo en el papel de Jesús, Berna Perles, o Luis Pacetti. Además, el actor Antonio Banderas insistió en colaborar con la producción y narrará los textos evangélicos, reveló Frisina.

Asimismo, los textos que ha elegido Frisina para la ocasión son escritos de los siglos XIX y XX, uno de ellos de Unamuno. La internacionalidad de la obra es algo en lo que el monseñor ha incidido, y ejemplo de ello es el uso de diferentes lenguas para las voces. Aunque predomina el italiano, los personajes hablarán en inglés, francés, español o ruso, con caracteres musicales propios de cada país, así como los ángeles cantan en griego y latín, idiomas tradicionales de la religión."Lógicamente el protagonista es Jesús", apuntó Frisina, pero la Virgen María también tiene mucha importancia y goza de muchos momentos musicalmente fuertes, como cuando recibe a Jesús muerto y vuelve a experimentar otra vez el dolor del parto, que trasciende hasta ser el de toda la humanidad. Esto es una muestra de lo que ocurre en el escenario, que tiene una respuesta desde arriba, desde el techo del teatro, con los ángeles, formado por un coro de más de 80 niños de la Escalonía del Monasterio de San Lorenzo del Escorial, del Corpus y de las Chapas de Marbella. Ellos se encargarán de dar la visión que el Cielo tiene sobre lo que está ocurriendo, como cuando "gritan" al ver a Judas besar a Jesús.

Al final, la obra termina con una Resurrección que se deja entrever y se produce de forma abrupta, en contraste con la tradicional representación más abierta. Para ello Frisina ha preferido usar un verso del libro del Apocalipsis. En contraste, la Virgen reúne a todos -incluso a un Judas resucitado- para iniciar el concrtado final con la Carta de Pablo a los Filipenses. Por su parte, los ángeles acabarán con "Amén", que en hebreo significa "Así sea", lo que Dios siempre está ahí, apuntó el compositor.

Desde el punto de vista musical, la obra usa un lenguaje moderno pero vinculado a la tradición melódica y rítmica de los italianos, ya que Frisina lo es, señaló. El compositor está convencido igualmente de que "el espíritu de la ciudad" acompañará al oratorio, del que espera que en el futuro se acabe representando como ópera.

Por otro lado, el compositor adelantó que está preparando otra ópera para el Teatro Cervantes que espera pueda ver la luz en 2020. Se trataría de una obra sobre el pintor Picasso, más sobre el artista que fue y menos sobre su vida personal. En concreto se centraría en el momento en el que prepara un cuadro para exponer en París y decide cambiar su ambientación en el último momento al conocer el bombardeo de Guernica durante la Guerra Civil. "El sufrimiento golpea al artista y le hace cambiar el argumento", resaltó Frisina sobre la obra maestra del malagueño, en la que ve una "síntesis" de sus trabajos anteriores y el lienzo que mejor resume el siglo XX, plagado de destrucción.

Precisamente, Frisina opinó que la Guerra Civil, la quema de igleias y la pérdida del patrimonio cultural provocó un "renacimiento" de los escultores y otros artistas, que en muchas ocasiones realizaron un trabajo mejor del que había.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios