Cultura

Ana Belén retoma a 'Fedra' dirigida por José Carlos Plaza

  • Dos años después de su estreno en el festival de Mérida, la actriz recupera el mito, con un texto de Juan Mayorga, y la compañía del malagueño Fran Perea

13

Dos años después del estreno en el Festival de Mérida, Ana Belén vuelve a retomar el mito de Fedra de la mano de José Carlos Plaza y junto al malagueño Fran Perea, con un texto de Juan Mayorga que "muestra a Fedra luminosa, pero con claroscuros, además de profunda, compleja y cargada de silencios", asegura la actriz.

La revisión de esta "trágica historia de amor", explica Ana Belén, un mito que ya fue tratado por Eurípides, Séneca, Unamuno y Racine, estará en el Teatro Bellas Artes de Madrid desde el viernes y durante un mes, para realizar una gira que pasará por Logroño -30 y 31 octubre-, Vitoria -6 y 7 noviembre-, Salamanca -11 y 12-, Valladolid -14 y 15- y Pamplona -21 y 22-.

Y seguir por Almería -11, 12 y 13 de diciembre-, Vigo -16 y 17-, A Coruña -19 y 20-, Segovia -8 de enero-, Jaén -15 y 16-, Málaga -22, 23 y 24-, Zaragoza -29, 30 y 31- y Las Palmas -5, 6 y 7 de febrero-.

"Sí, esta Fedra es mucho más viajera", asiente Plaza, que recuerda todo el proceso de maduración de la obra, desde que hace ya casi cuatro años, junto Ana Belén y Mayorga, decidieron sacar adelante el proyecto. "Con Mayorga -explica- cada escena de su texto es una obra de teatro en sí. Eso permite que, con el tiempo, los personajes vayan creciendo".

Acompañan a Ana Belén en escena, Fran Perea como Hipólito, Chema Muñoz como Teseo, Alicia Hermida como Tesone, Javier Ruiz de Alegría como Teramenes y Víctor Elías -la única nueva incorporación- como Acamante.

La Fedra de Juan Mayorga tiene seis personajes y en ella se explora el interior de la naturaleza humana de cada uno de ellos, se impulsa el papel de Fedra como madre incorporando el papel del hijo, se subraya el personaje de Celestina que encarna Enone (Alicia Hermida) y se muestra el cuerpo muerto de Hipólito (Fran Perea) al final de la obra.

Dos años después "los cambios externos con pocos, son más los internos", reconoce José Carlos Plaza al hablar de Fedra, esa princesa cretense que fue raptada por Teseo para tomarla por esposa. Tuvieron don hijos, Acamante y Demofonte, pero ella se enamora de su hijastro, Hipólito, el hijo de Teseo, lo que lleva a la tragedia.

Para Ana Belén, "siempre es un privilegio retomar un personaje, pero en el caso de Mayorga y su Fedra más, porque te encuentras con un texto que cuando lo vuelves a leer está cargado de sorpresas, de detalles que antes no había percibido y que ahora puedes explorar".

Los dos protagonistas y el director coinciden en que el teatro en general vive un buen momento, "se hace mucho y de todo tipo" apunta la actriz, que tiene un par de proyectos para el cine.

"El cine es lo mío -reconoce- pero el hecho teatral tiene algo que el cine no tiene, es como un concierto. La representación de hoy no tiene que ver con la de mañana, ni con la que se ofrece a continuación, si el programa es doble. El público nunca es el mismo, ni ve lo mismo, aunque vaya varias veces".

"Sí -añade Plaza- el teatro es el público, el texto y los actores", aunque Ana Belén y Fran Perea le corrigen: "un actor no es nada si no está bien dirigido".

Para José Carlos Plaza, "siempre es bueno que el teatro esté en crisis". No le gusta decir que vive un buen momento. "Cuando el teatro está en crisis se hacen cosas buenas, porque está en ebullición y busca medicamentos para sobreponerse", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios