Cultura

Luz verde para la conversión del Colegio de San Agustín en Biblioteca Provincial

  • Un año y medio después de la petición, la Gerencia de Urbanismo emitió ayer la licencia que permitirá la licitación y ejecución de las obras, con un presupuesto de 15 millones y un plazo de 30 meses

Comentarios 1

La de ayer era una fecha esperada por cuanto supone un punto de inflexión en la historia del antiguo Colegio de San Agustín, emblemático edificio de la misma calle que fue inaugurado a finales del siglo XVII como convento y que lleva ya casi una década cerrado. La decisión de convertirlo en sede de la Biblioteca Provincial, cuyos fondos reposan en la actual sede de la Avenida Europa, con 2.000 metros cuadrados insuficientes para la disposición completa de los mismos, abrió un panorama de futuro para el inmueble. Pero ya se sabe que en Málaga conviene tomarse las iniciativas de este calibre con mucha distancia porque luego el tiempo hace de las suyas. Tras la adjudicación en octubre de 2007 del proyecto de reforma mediante concurso a la empresa Aepo, con un presupuesto de ejecución de 606.000 euros aportados por el Ministerio de Cultura, se procedió, en septiembre de 2008, a la petición de la licencia municipal necesaria para la licitación y ejecución de las obras. Un año y medio después, ayer mismo, la Gerencia de Urbanismo emitió la licencia: una luz verde tardía pero imprescindible.

Ahora, tal y como explicó ayer el delegado provincial de Cultural, Manuel Jesús García, el Ministerio podrá licitar las obras y convocar el concurso (con obligada publicación en el boletín de la UE) para la adjudicación de las mismas, con un presupuesto de 15 millones de euros, de los que 3'1 ya han sido incluidos este año en los Presupuestos Generales del Estado. García apuntó que, si estima un mínimo de "seis o siete meses" para el proceso de licitación y adjudicación, las obras podrían estar empezando "con suerte" a comienzos de 2011. Dado que el plazo para la ejecución se estipula entre 30 y 36 meses, resulta fácil prever que las obras no concluirán hasta comienzos de 2014, una fecha bastante posterior a la de 2012, a la que apuntaban las previsiones de la Junta de Andalucía y del Ministerio cuando se adjudicó la reforma a Aepo. En este sentido, el delegado afirmó que "el retraso que el Ayuntamiento ha acumulado para conceder la licencia nos obliga a revisar las fechas con las que veníamos trabajando".

La situación es reveladora y se plantea en los mismos términos que la del Museo de Málaga, con el Ministerio de Cultura al frente de la inversión, la Junta de Andalucía como responsable de la futura gestión de los equipamientos una vez echen éstos a andar y el Ayuntamiento con la llave que supone la licencia municipal de obras. En el caso del Palacio de la Aduana, dicha licencia vino condicionada a la reforma de parte del entorno del edificio por parte del Ministerio, que terminó asumiendo. En el episodio de la Bibilioteca Provincial la resolución ha llegado de manera más sencilla, pero el asunto ha vuelto a demostrar que los proyectos en los que resulta necesaria la participación de las tres instituciones están condenados a prolongarse, y mucho, en el tiempo.

La reforma afecta a un total de 6.000 metros cuadrados, de los que resultarán útiles 5.000 para unos fondos que incluyen más de 60.000 volúmenes. El delegado destacó que el proyecto supondrá una reforma "integral" con equipamientos modernos y la recuperación del imponente claustro para actividades culturales. La biblioteca dispondrá de una planta sótano con vestíbulo, una planta baja en la que se instalará la hemeroteca y el servicio de préstamos, una entreplanta y una planta primera destinada a actividades de dinamización de la lectura. La segunda planta dispondrá de una sala para audiovisuales, la tercera se empleará como sala de informática y la cuarta para depósito de material. La parte trasera del edificio se reservará como sala de usos múltiples para los fines de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios