Arte

Daniel Buren presenta en el Pompidou sus proyecciones de geometría y color

  • El creador de 'Incubé', la intervención del Cubo del Puerto, presenta una muestra ideada específicamente para el museo malagueño

Daniel Buren, hoy, en el Centro Pompidou Málaga. Daniel Buren, hoy, en el Centro Pompidou Málaga.

Daniel Buren, hoy, en el Centro Pompidou Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

Elementos arquitectónicos como paredes, suelos e incluso una salida de emergencia no escapan a las proyecciones del artista conceptual francés Daniel Buren, que pueblan desde hoy los rincones del Centro Pompidou de Málaga con su universo de colores en una exposición temporal. Daniel Buren (Boulogne-Billancourt, 1938) ya estaba presente en este edificio desde su inauguración en marzo de 2015 con su intervención Incubé en el cubo de cristal que lo corona, que se ha convertido desde entonces en uno de los iconos de la ciudad. El interior de este cubo es uno de los espacios en los que ahora ha actuado, con la instalación de tres mallas mosquiteras que, a modo de pantallas, recogen la proyección de la luz natural a través de los cristales de colores, en una obra múltiple que cambia constantemente a lo largo del día en función de la incidencia del sol en cada momento.

La inauguración de la exposición coincide hoy con el 136 cumpleaños de Pablo Picasso, y Daniel Buren ha desvelado en la presentación una anécdota ocurrida hace 62 años. "Cuando era un adolescente de 17 años y realizaba mis estudios sobre la influencia del paisaje en el sur de Francia, conocí a Picasso", ha relatado el artista francés. El creador malagueño le invitó mientras estaba rodando la película "El misterio Picasso" (1956), de Henri-Georges Clouzot, y durante varios días pudo verle trabajar, algo que en aquel momento consideró "normal", pero que con el paso del tiempo le parece "increíble". "Lo que me queda de esta acogida es que Picasso tenía casi 75 años y recibía a alguien totalmente desconocido de 17 años que no entendía entonces nada de su obra. Es una lección que intento seguir, a veces mal", ha confesado Buren.

Ahora regresa a la ciudad natal de Picasso con esta exposición creada específicamente para Málaga y que se enmarca en la conmemoración del cuadragésimo aniversario del Centro Pompidou de París. Además de la proyección de la luz natural en el interior del cubo, hay proyecciones artificiales de vídeo con los motivos habituales de Buren, sus franjas de colores, que a veces transforman elementos finitos como los muros o espacios vacíos como una salida de emergencia, ha apuntado el comisario, Nicolas Liucci-Goutnikov.

Por su parte, el presidente del Centro Pompidou de París, Serge Lasvignes, ha resaltado que Buren consigue que el arte contemporáneo ofrezca "una lectura crítica del mundo y al mismo tiempo un placer estético", y su trabajo es "audaz e imaginativo, pero, al mismo tiempo, popular". Lasvignes ha recordado que, con motivo de su 40 cumpleaños, la institución parisina ha organizado medio centenar de exposiciones, y la de Buren es la última y la única fuera de Francia, aunque asegura que para ellos "Málaga no es el extranjero". Ha calificado a Daniel Buren como "un puente entre París y Málaga" al haber conseguido que su intervención en el cubo de cristal del Centro Pompidou "sea un lugar emblemático" de la ciudad y que "las parejas que se casan vengan a fotografiarse aquí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios